ABC de las modalidades de pensión en los fondos de pensiones

El régimen de pensiones de ahorro individual con solidaridad (RAIS), consiste en una cuenta de ahorro a nombre de cada afiliado. Hay tres modalidades que puede escoger a la hora de pensionarse. Aprenda de qué se tratan.

El RAIS cuenta con varias alternativas de pensión que son el Retiro Programado, la Renta Vitalicia, y el Retiro Programado con Renta Vitalicia. El RAIS cuenta con varias alternativas de pensión que son el Retiro Programado, la Renta Vitalicia, y el Retiro Programado con Renta Vitalicia.

El Régimen de prima media con prestación definida (RPM), es el sistema tradicional de pensiones en el que los aportes van a un fondo común de naturaleza  pública, el cual es administrado por el ISS, próximamente Colpensiones. La otra opción, es el Régimen de ahorro individual con solidaridad (RAIS) que consiste en una cuenta de ahorro individual a nombre de cada afiliado, bajo la administración de un fondo de pensiones.

El RAIS cuenta con varias alternativas de pensión que son el Retiro Programado, la Renta Vitalicia, y el Retiro Programado con Renta Vitalicia, a las cuales una persona puede acudir siempre y cuando cumpla con el requisito de contar con un capital acumulado entre la cuenta de ahorro individual, los rendimientos y el valor del Bono Pensional  (si tiene derecho a él) que le permita una mesada del 110% del salario mínimo.

Renta vitalicia

Esta modalidad funciona como un seguro a través del cual una aseguradora recibe de parte de las AFP los aportes generados durante la  vida laboral del trabajador, para luego realizar un cálculo actuarial que permita establecer cuál sería la mesada que recibiría la persona de manera vitalicia.

Esta mesada se ajusta anualmente de acuerdo con el IPC. Las compañías que manejan el ramo de rentas deben estar autorizadas por la Superintendencia Financiera y adicionalmente hacer  una  reserva  matemática  que  garantice  el  pago  de  la  pensión.

Respecto a qué tipo de personas les favorece más este tipo de ahorro, Juan Mario Acevedo,  presidente de Correcol, indica que “esta modalidad es una buena alternativa para las personas con un perfil conservador que desean recibir una pensión atada a un rendimiento fijo como es el IPC, dado que los riesgos financieros y de extralongevidad (que las personas vivan más de lo que se espera) lo asume 100% la compañía de seguros”.

Retiro programado

La otra opción es manejada por una Administradora de Fondos de Pensiones, quien se encarga de administrar los recursos y pagar mesadas a la persona de acuerdo con el capital acumulado y con su expectativa de vida. Sin embargo, el valor de la mesada se determina cada año de acuerdo con el saldo de la cuenta individual, por  lo  cual  la  AFP  reliquida  la  mensualidad  sin  garantizar  un  aumento fijo.  

“El retiro programado aplica para las personas más arriesgadas, dado que están sujetas a las condiciones de mercado, anotando que en esta modalidad la propiedad de los recursos siempre son del pensionado” agrega  Juan Mario Acevedo.

Retiro programado con renta vitalicia

La combinación de las anteriores modalidades se denomina retiro programado con renta vitalicia, iniciando con  una  AFP y  posterior a  una  fecha  establecida se  contrata con una aseguradora una renta vitalicia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.