CCB y organismos internacional lanzan guía sobre seguridad ciudadana

El documento ‘Alianzas Público-Privadas y Seguridad Ciudadana: Guía para la Acción’ es una iniciativa de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), el Banco Mundial y el Centro Internacional para la Prevención de la Criminalidad (CIPC).

CCB y organismos internacional lanzan guía sobre seguridad ciudadana CCB y organismos internacional lanzan guía sobre seguridad ciudadana

La Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), en alianza con el Banco Mundial y el Centro Internacional para la Prevención de la Criminalidad (CIPC) de Canadá, presentó hoy  ‘Alianzas Público-Privadas y Seguridad Ciudadana: Guía para la Acción’.

Según el documento, bajo el nuevo enfoque internacional de la seguridad, la cooperación público-privada resulta fundamental en la prevención de la criminalidad y la violencia en diferentes regiones del mundo, con la participación de nuevos actores como el sector privado, la sociedad civil y las ONG.

Por eso, la guía que se lanzó hoy, recopila experiencias exitosas de América Latina, Norteamérica, África y Europa con el fin de orientar a empresarios y autoridades en alternativas para la financiación, diseño y ejecución de iniciativas en seguridad ciudadana.

Cómo puede vincularse el sector privado

El sector privado tiene tres modalidades de participación en el apoyo a la seguridad de las ciudades: directo, indirecto y mixto. En el esquema indirecto, la empresa dona recursos, ya sea en dinero, espacio, equipo o servicios para ser ejecutados por el sector público, por organizaciones de la sociedad civil (ONGs, fundaciones, institutos o asociaciones) o por un grupo de empresas. No necesariamente  apoyar un proyecto en particular. En la modalidad directa, ejecuta proyectos y participa en acciones puntuales, mientras que en la modalidad mixta, que es la más común, los empresarios donan recursos y participa de manera directa en el proyecto.

La presidenta de la CCB, Consuelo Caldas, dijo que el sector privado, además de participar en estas iniciativas, debe ejercer un control social frente a las acciones y resultados de la política de seguridad ciudadana.

“Estamos convencidos que esta publicación es un aporte al diseño e implementación de iniciativas desde la cooperación público-privada para dar respuesta a los retos que las ciudades deben enfrentar en la tarea de reducir la violencia y los delitos, mejorar la percepción ciudadana y aumentar la eficiencia en la respuesta institucional”, dijo Caldas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.