Un problema de peso

La OMS calcula que para 2015 habrá aproximadamente 2.300 millones de adultos con sobrepeso y más de 700 millones sufrirán de obesidad. En Alemania se produce una vacuna para tratar la enfermedad.

La OMS calcula que, de continuar esta tendencia, en 2015 habrá aproximadamente 2.300 millones de adultos con sobrepeso y más de 700 millones de obesos La OMS calcula que, de continuar esta tendencia, en 2015 habrá aproximadamente 2.300 millones de adultos con sobrepeso y más de 700 millones de obesos

El sobrepeso y la obesidad, causados por el sedentarismo y los malos hábitos alimenticios, se están convirtiendo en un problema de salud pública que tiene en alerta a los profesionales médicos en todo el mundo, no solo porque desencadenan en problemas cardiacos y respiratorios, sino por la incidencia en el desarrollo de enfermedades como la diabetes, que tienen un alto impacto en el costo de salud.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 1.200 millones de adultos mayores de 15 años tienen problemas de sobrepeso, y 400 millones más sufren de obesidad. La cifra es preocupante, más aún si se tiene en cuenta que hay más de 20 millones de niños menores de 5 años que sufren de sobrepeso.

La OMS calcula que, de continuar esta tendencia, en 2015 habrá aproximadamente 2.300 millones de adultos con sobrepeso y más de 700 millones de obesos.
Colombia no es ajena al problema. Según la Encuesta Nacional de Salud que publica el Ministerio de la Protección Social en su página web, el 13,7% de la población es obesa y el 32,2% presenta problemas de sobrepeso.

Los profesionales de la salud insisten en la necesidad de incrementar el consumo de frutas, verduras, y agua, así como de aumentar la actividad física para contrarrestar este problema. Pero como esto no es suficiente, algunos laboratorios de Alemania ya están produciendo una vacuna contra la obesidad, que desde hace seis meses importa Colombia.

El tema tiene en revuelo a la industria farmacéutica, a los laboratorios de productos naturales y a profesionales de la salud que avanzan en la búsqueda de soluciones que permitan controlar la enfermedad. Pero junto a ellos, también crece la oferta desmedida de inyecciones, terapias y tratamientos que prometen resultados rápidos sin mayores esfuerzos, generando falsas expectativas y poniendo en riesgo la salud de las personas.

La oferta es amplia, lo importante es conocerla para no dejarse confundir, ni esperar resultados milagrosos que además de costosos ponen en riesgo la salud. Estos son algunos de ellos:

• Vacuna para la obesidad: de acuerdo con la cirujana Luisa Plata, se trata de una inyección que aplicada intramuscularmente puede reducir entre 4 y 10 kilos por mes. El costo supera $1’000.000 por dosis y la oferta aún es limitada en el país.

• Mesoterapia: son inyecciones que se aplican en zonas localizadas para aflojar los depósitos de grasa. Cada una cuesta entre $50.000 y $80.000 y se requieren por lo menos 15 para ver resultados.

• Cavitación: es una pequeña pero potente máquina que trabaja mediante ultrasonido para destruir los depósitos de grasa en el cuerpo. Según el cirujano Gustavo Andrés Hincapié, a futuro podría reemplazar los tratamientos de vacunterapia, de gimnasia pasiva e incluso a las cirugías.

• Pastillas: las más conocidas son Xenical y Cibutramina. Su función es inhibir el apetito y absorber grasas en el intestino. Tienen contraindicaciones.

• Medicina homeopática: ayuda a regular el metabolismo en forma lenta.

• Suplementos alimenticios: aportan vitaminas que generan bienestar.

• Té verde: está de moda y la oferta es creciente en el comercio. Es recomendable por su alto contenido de antioxidantes y por ser un poderoso diurético

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.