¿Quién pagará el impuesto al patrimonio?

La continuidad del impuesto al patrimonio, y la financiación de las Fuerzas Militares y de Policía, estará a cargo de todos las personas, jurídicas o naturales, que hayan conseguido un patrimonio superior a los $2.000 millones en los últimos años. El gobierno nacional y sectores de la opinión pública están en controversia. En el próximo periodo del Congreso se debatirá el proyecto.

Ministro de hacienda Oscar Iván Zuluaga Ministro de hacienda Oscar Iván Zuluaga

Hasta ahora, la propuesta del gobierno para establecer quién está obligado a pagar el impuesto al patrimonio, es la de gravar a partir del año 2011 a las personas naturales y jurídicas que posean un patrimonio liquido superior a los $2.000 millones con una tasa del 0,4 %. Para aquellos que ostenten un capital mayor a los $3.000 aportarán el 0,6 %.

El gobierno espera recaudar con estos nuevos contribuyentes $2,1 billones en cuatro años. La Dian se encuentra elaborando un estudio solicitado por el ministro de hacienda Oscar Iván Zuluaga para establecer cuáles son las personas que tributarían con esta propuesta.

El recaudo se usará para el sostenimiento del pie de fuerza y de los equipos con los que cuentan las Fuerzas Militares y de Policía de Colombia. No habrá compra de nuevos aparatos puesto que paulatinamente el país ha adquirido algunos con el presupuesto de los años anteriores.

Para las personas jurídicas el gobierno nacional plantea otras serie de posibilidades que pretende implementar para aumentar la recaudación tributaria. Un punto que plantea el gobierno es la disminución de beneficios de reinversión de utilidades en el país, del 40% al 30% en la empresas.

Igualmente las empresas que estén gozando de provechos económicos por estar establecidas en las zonas francas no podrán aumentar estas exenciones con la modalidad de reinversión de utilidades mencionada anteriormente.

Sin embargo, no hay unanimidad entre los analistas sobre la bondad del esquema que propone el gobierno. Entidades como Anif y Fedesarrollo tienen ideas distintas para estructurar el tributo.

Controversia

Varios sectores en el país están en desacuerdo con el nuevo impuesto que el gobierno nacional planea aumentar a la lista de imposiciones tributarias con las que se debe responder.

La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) ha planteado una propuesta para que quienes posean patrimonios superiores a $200 millones netos paguen el tributo. Lo anterior con la finalidad, según Anif, “que el tributo para la seguridad democrática se extienda a todos los colombianos de manera proporcional y se haga permanente en la legislación colombiana”.

Es decir que Anif considera que la clase media también puede pagar el impuesto y aportar al mantenimiento y fortalecimiento de las Fuerzas Armadas. Sergio Clavijo, presidente de la Asociación, argumenta que “es un tema de equidad, cada uno en función de sus capacidades podría aportar el 0,5 % o el 0,7 % de su patrimonio”.

Por su parte Fedesarrollo considera que si el gobierno decide que éste impuesto quede como permanente sería un desestímulo a la inversión que ha tenido un aumento en el país debido a los estímulos tributarios que se han otorgado por la creación de nuevas plazas de trabajo y de proyectos. Pero así mismo, resalta la importancia de mantener un impuesto con el cual se subsidie la continuidad de la política de seguridad democrática y por ende la mejora de las condiciones para la inversión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.