Los técnicos del fútbol colombiano mejor pagados

La lista de los cinco directores técnicos mejor remunerados la encabeza Ramón Cabrero, del Atlético Nacional. Los ingresos de los entrenadores se acercan a los de los ejecutivos de las empresas más grandes del país.

Foto: Archivo Semana. Juan Carlos Osorio, técnico del Once Caldas, es el segundo mejor pago. Su sueldo asciende a US$30000 al mes. Foto: Archivo Semana. Juan Carlos Osorio, técnico del Once Caldas, es el segundo mejor pago. Su sueldo asciende a US$30000 al mes.

El éxito de un técnico de un equipo de fútbol radica en su capacidad de generar una estrategia de juego que le permita a su equipo hacer goles y ganar partidos.

No es un trabajo fácil. Cuando los resultados no son los que los hinchas y los directivos quieren, los ojos siempre caen sobre el técnico, pagando sus derrotas incluso con su cabeza y su prestigio.

Sin embargo, para los exitosos, esta profesión guarda sus recompensas. Además de la satisfacción personal por los triunfos, la remuneración es buena. Un técnico de un equipo de fútbol profesional pequeño o intermedio puede tener un sueldo que oscila entre $10 millones y $20 millones al mes, por encima de lo que un profesional colombiano promedio está ganando. Los equipos grandes pagan entre $20 y $40 millones y en casos excepcionales este pago alcanza cifras equivalentes a lo que gana el presidente de una empresa grande.

Según expertos en el tema, si se compara con los sueldos de los técnicos de los equipos suramericanos, obviamente sin incluir a Argentina y Brasil, los estrategas del fútbol colombiano están muy bien pagos.

La clasificación de los cinco técnicos mejor pagados del país la encabeza el profesor Ramón Cabrero, el técnico del Atlético Nacional, equipo de propiedad del Grupo Ardila Lülle. Este argentino que sacó campeón del fútbol de ese país al Lanus, un equipo pequeño, en la Bombonera en 2007, se hace con los paisas cerca de US$48.000 al mes, equivalentes a $92 millones.

El segundo lugar lo ocupa el técnico del Once Caldas, Juan Carlos Osorio, quien fue traído de dirigir a los Red Bull de Nueva York y a los Chicago Fire de la liga de fútbol estadounidense, a ganarse US$30.000 aproximadamente, es decir casi $60 millones al mes.

Diego Umaña, es el tercer mejor pago del país. Este ex futbolista y entrenador con más de 22 años de experiencia, se gana con el Atlético Junior $40 millones al mes. A Umaña lo siguen en la tabla los técnicos del Santa Fe y del Deportivo Cali, Jorge Luis Bernal y Basílico González, quienes perciben cada uno $35 millones mensuales.

En adición a sus salarios, en la mayoría de los casos, los equipos de estos estrategas asumen sus gastos de manutención y alojamiento. También tienen acuerdos con los directivos en los que se pactan tentadores bolsas de premios por resultados. Cuando un técnico gana un número determinado de partidos en serie, clasifica al cuadrangular final, gana el campeonato o juega torneos internacionales, sus ingresos siguen creciendo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.