Indicadores Financieros

¿A qué edad se debe hacer la Mamografía?. La American Cancer Society recomienda desde hace casi dos décadas que las mujeres se hagan mamografías a partir de los 40 años

La American Cancer Society recomienda desde hace casi dos décadas que las mujeres se hagan mamografías a partir de los 40 años

¿A qué edad se debe hacer la Mamografía?

Realizarse el exámen para detectar el cáncer de seno es de vital importancia para las mujeres. Ahora hay confusión debido a la periodicidad con la cual éste se deba hacer. ¿Cada año o cada dos años?.

Las mamografías son ya de por sí una de las experiencias más estresantes que enfrentan las mujeres.

Y las cuarentonas tienen ahora razones adicionales para sentirse nerviosas ante las contradicciones surgidas entre los médicos en torno a la conveniencia de someterse a esos exámenes antes de los 50 años.

Un grupo de expertos contratados por el gobierno recomendó el lunes que las mujeres comiencen a hacerse mamografías a los 50 años, no a los 40, como era la norma, y que se los hagan cada dos años, no anualmente. Esto contradice la que ha sido la postura tradicional de American Cancer Society. En otra conclusión sorprendente, los expertos dijeron que los exámenes que se hacen las mismas mujeres no son confiables y que no se las debería alentar a que continúen con esa práctica.

El informe generó confusión.

"¿No es mejor prevenir que curar?", preguntó Beth Rosenthal, de 41 años, sentada en un café de San Francisco con una amiga y sus hijos. "Sé de muchas mujeres cuarentonas, e incluso treintañeras, que han tenido cáncer de mama. No parece correcto esperar hasta los 50".

Su amiga coincidió. "Yo no voy a esperar", expresó Leslie David-Jones, también de 41 años.

La American Cancer Society recomienda desde hace casi dos décadas que las mujeres se hagan mamografías a partir de los 40 años e insistió en su posición el lunes. "Es un examen que recomiendo fervientemente a cualquier mujer de más de 40 años", declaró el director del departamento médico de la organización Otis Brawley en un comunicado.

Pero la Fuerza de Tareas de los Servicios Preventivos, un grupo de médicos y científicos contratados por el gobierno, dice que exámenes tan frecuentes y a tan temprana edad a menudo generan falsas alarmas y biopsias que no son necesarias, sin mejorar sustancialmente las posibilidades de supervivencia.

"Los beneficios son escasos y los perjuicios mucho más grandes cuando empiezan a los 40", sostuvo la doctora Diana Petitti, subdirectora de la fuerza.

Las sobrevivientes al cáncer de mama que fueron diagnosticados a temprana edad son las críticas más feroces de las conclusiones del panel.

"Me parece que estamos retrocediendo", declaró Debbie Hayes, a quien se le diagnosticó un cáncer de mama a los 33 años luego de que ella misma detectó un bulto. Acto seguido se sometió a una mamografía, una ecografía, una biopsia y finalmente una mastectomía y quimioterapia.

"Hasta a veinteañeras le diagnostican" cáncer de mama, dijo Hayes, quien hoy tiene 53. "Las mamografías son un elemento clave".

Pero otra sobreviviente de cáncer de mama considera que la recomendación de esperar hasta los 50 es apropiada, por más que a ella le detectaron su cáncer cuando tenía 37 años, hace dos años.

"Me parece algo prudente", manifestó Claire Mayne, de San Francisco. "La tasa de mortalidad no baja por las mamografías a temprana edad. Me siento mejor diciéndole a una amiga que espere hasta los 50".

Mayne no está tan segura en cuanto a la recomendación de no hacerse exámenes una misma. Después de todo, así fue que ella detectó su cáncer.

La mayoría de las mujeres entrevistadas para este reportaje dijeron que piensan seguir las viejas recomendaciones y hacerse controles a partir de los 40.

"Tengo dos hijos chicos", expresó Amber Smart, de 47 años, de Agoura Hills, California. "Me van a necesitar por muchos años".

Smart se hace mamografías dos veces al año, desde que tenía 44 años, para asegurarse de que ciertas zonas densas que tiene no son un cáncer.

"Creo que lo que dicen es triste. Básicamente están diciendo 'no podemos pagar por las pocas mujeres que pueden tener cáncer entre los 40 y los 50, de modo que alguna gente tendrá que morir''', dijo Smart.

Judy Finley, asistente de vuelo residente en Dallas, opinó que las nuevas recomendaciones son "una idea terrible" y que le preocupa el que las compañías de seguro puedan "aferrarse a ellas para dejar de pagar por las mamografías entre los 40 y los 50".

Hay quienes creen que las nuevas recomendaciones le ahorrarán a muchas mujeres un estrés innecesario, positivos falsos e incluso procedimientos que no se justificaban.

"Tengo una cantidad de amigas que pasaron sustos que al final no se justificaban", afirmó Maren Waxenberg, de Manhattan. "Al menos tres de ellas se sometieron a biopsias y resultó que no tenían nada".

 


(AP)