Seguros para carros viejos

Los automóviles de modelos anteriores a 1993 no conseguían seguros en las compañías colombianas. Ahora pueden recibir cubrimiento de riesgo por hurto, lesiones y muerte a terceros, grúas y ambulancias.

Seguros para carros viejos Seguros para carros viejos

En el mercado colombiano no había posibilidad de asegurar un vehículo que tuviera más de 15 años. El año pasado, la Aseguradora Solidaria Colombiana lanzó Soliclásicos, un seguro que cubre el patrimonio del dueño de este tipo de automóviles contra robo, pérdida total y daños a terceros.

Este año, la compañía de seguros remozó el producto para hacerlo más atractivo a los 1,5 millones de dueños de carros de quince años y más. Lo fundamental en el rediseño, dice Antoin Álvarez, gerente Nacional de Automóviles de la compañía, estuvo en mejorar los límites de la cobertura.

Cuánto cuesta
La prima para un seguro que en la jerga del sector de conoce como 50-50-100, (paga hasta $50 millones por daños, $50 millones por lesiones o muerte a una persona y $100 millones por lesiones o muerte a más de dos personas), cuesta $365.000 al año, sin importar el valor comercial del vehículo asegurado.

¿Caro? No parecería. De un lado, es la única póliza que hay en el mercado para este tipo de vehículos. De otra parte, hay que contabilizar en esa suma los servicios adicionales que ofrece el seguro, como cobertura de asistencia (grúa, ambulancia o carros talleres), que para carros viejos pueden ser una verdadera bendición en carretera.

Además, explica Antoin Álvarez, el pago de los siniestros, a diferencia de otras pólizas, no tiene deducible. Si le hurtan el vehículo, le pagan el valor asegurado pleno, sin deducciones.

Si fuera un carro nuevo, en un plan 50-50-100, en el mercado se consiguen pólizas con primas cercanas al 2,4% del valor comercial del vehículo. Uno de $15 millones pagaría $360.000. Si se asegurara con límites 100-100-200, la póliza costaría cerca de 3,3%, por lo que uno de $15 millones pagaría $495.000.

El valor del vehículo
El valor del vehículo no se necesita para liquidar el valor de la prima, pero sí para establecer el pago del siniestro.

Como las revistas especializadas no publican cotizaciones para los carros anteriores al 93, la aseguradora toma los datos de la declaración de impuestos que tienen los municipios. Ahora, después de que los avalúos se acercaron al valor comercial y los vehículos se depreciaron, estas cifras aproximan bastante mejor los precios comerciales de los automóviles, asegura Álvarez.

Es posible que esta sea una solución para hacer más seguro transitar por las calles y las carreteras en un país donde 30% de los 4 millones de vehículos están asegurados con alguna póliza diferente a la del seguro obligatorio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.