Perros contra la falsificación de DVD y CD

Lucky y Flo alcanzan el prestigio de héroes al detectar plástico en discos

Perros contra la falsificación de DVD y CD Perros contra la falsificación de DVD y CD

Los perros no pueden hablar, pero Lucky y Flo saben claramente cómo expresarse y transmiten un mensaje importante cuando lo hacen.


Esta pareja de perros labradores, los primeros caninos en el mundo adiestrados para detectar DVD y CD pirateados, demostraron sus aptitudes en fechas recientes durante un encuentro que tuvo lugar en la colina del Capitolio, en Washington, y en una escuela primaria de Alexandria (Virginia). El propósito de la demostración fue incrementar la percepción del público acerca de los costos a las empresas y los consumidores del comercio con productos falsificados.


Lucky y Flo, que actualmente están de gira por todo el mundo, se han vuelto populares en todos los lugares que han visitado.


Las habilidades de estos perros son de primera clase. En las demostraciones se pidió a niños en edad escolar que escondieran DVD o CD en cajas estando los perros fuera del aula. Los labradores demostraron repetidas veces lo rápido que pueden detectar los discos y quedarse inmóviles para comunicar que habían hecho un descubrimiento, mientras esperan a que se les dé una golosina. Se ha presentado a Lucky y Flo como héroes en artículos que subrayan la importancia de los derechos de propiedad intelectual. Estos artículos provienen del Weekly Reader, una revista que se distribuye a millones de niños estadounidenses a través de sus escuelas primarias.


“La gente ama los perros, y es increíble que un canino pueda humanizar el problema”, dijo Dan Glickman, presidente de la Asociación de la Industria Cinematográfica de Estados Unidos (MPAA), que es propietaria de los perros y patrocina la gira.
Pero no se trata solamente de educar a los niños. “Estos perros han demostrado su valor cientos de veces”, afirmó Glickman. “Han demostrado que son eficaces; han descubierto grandes cantidades de contrabando”.


Lucky y Flo están adiestrados para detectar la sustancia química de policarbonato que se utiliza para fabricar discos. Aunque no pueden distinguir entre discos originales y discos pirateados, los perros poseen una importante capacidad olfativa para oler CD y DVD. Los cargamentos ilegales generalmente no se registran en un manifiesto de envío. Cuando Lucky y Flo comunican que han descubierto discos en contenedores no usados con este fin o no registrados, eso generalmente significa que han dado un golpe al contrabando de productos.


Michael Buchan, subdirector de Inteligencia de la asociación cinematográfica y representante ante el servicio de aduanas, es uno de los entrenadores de Lucy y Flo. Al principio, dudaba que los perros pudiesen hacer el trabajo, pero hoy califica “de valor incalculable” la labor que hacen.


“La idea se concibió en Los Ángeles. Yo me mostré bastante escéptico. Un perro que pueda detectar DVD es difícil de creer”, expresó.


En Malasia en 2007, Lucky y Flo descubrieron más de un millón de discos falsificados con un valor de más de tres millones de dólares, todos escondidos en cajas sin marcar en un centro comercial. La labor de estos perros que combaten el crimen, condujo a 26 arrestos.


Cuando agentes malasios de aplicación de la ley intentaron engañar a los perros – esparciendo tiza en las puertas para despistar el olfato de Lucky y Flo– antes de enviarlos en una misión, los agentes se sorprendieron de que los perros aún encontraran los discos.


Los labradores se convirtieron rápidamente en una amenaza para los falsificadores; el crimen organizado en Malasia puso una recompensa de 30.000 dólares por su muerte. Cuando apareció la amenaza de muerte, funcionarios del gobierno aconsejaron a los entrenadores que se fueran con prontitud.


Pero el gobierno malasio no abandonó el problema. Quería tener su propia unidad canina, así que la MPAA le proporcionó dos labradores adiestrados en Irlanda, cuyos nombres son Manny y Paddy, que actualmente trabajan con empeño en Malasia descubriendo DVD de contrabando.


Buchan indicó que, además de Estados Unidos y Malasia, gobiernos de todo el mundo – desde Sudáfrica y Grecia, hasta partes de Asia y los Emiratos Árabes Unidos– están interesados en obtener perros adiestrados.


PERROS RESCATADOS


Lucky y Flo tienen antecedentes poco comunes en perros que realizan una labor de primera categoría relacionada con el crimen. Ambos fueron descubiertos en refugios para animales rescatados cuando tenían dos años de edad. Recibieron 6 meses de entrenamiento en 2005 en Irlanda. Después, Buchan, de 48 años, y su socio, Philip Ray, de 54, tomaron las riendas del asunto.


“Cuando no trabajan, son dos perros típicamente juguetones”, dijo Ray. “Debido a su raza, el instinto para perseguir animales y buscar objetos, su juego preferido es el de perseguir pelotas”.


Ahora a la edad de cuatro años y medio, los perros son ya adultos, pero son de tamaño pequeño si se compara con el criterio de crecimiento de los labradores. Lucky pesa 24,5 kilos y Flo pesa 22.


Aunque no están a dieta, se les alimenta con dos tazas diarias de alimento seco para perros. Una galleta para perros es un premio que se les da de vez en cuando, mencionó Buchan, porque los labradores “comerían hasta reventar”.



Servicio noticioso Embajada de los Estado Unidos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.