¿Pensando en comprar vivienda?

Comprar vivienda es una decisión importante que requiere cuidado. Finanzaspersonales.com.co hace algunas recomendaciones útiles para los compradores.

¿Pensando en comprar vivienda? ¿Pensando en comprar vivienda?

El sueño de muchas familias de adquirir su vivienda propia, puede convertirse en una verdadera pesadilla si no se tienen en cuenta algunos consejos prácticos. Comprar vivienda es una decisión muy importante, en la cual se compromete una alta suma de dinero y, por lo tanto, hay que tener mucho cuidado para que la experiencia sea segura y placentera. ¿Qué monto de sus ingresos debe destinar a un crédito? ¿Qué tipo de crédito es el ideal? ¿Qué beneficios tributarios puede obtener? Estas son algunas de las recomendaciones que hay que tener en cuenta a la hora de comprar vivienda en Colombia.

Dadas las condiciones actuales del mercado y dado que las tasas de interés para créditos hipotecarios en el mercado financiero continúan bajas y que el gobierno mantiene la política de subsidios para la compra de vivienda, esto continúa siendo una opción de inversión, principalmente sobre planos.

Consejos prácticos

La valorización proyectada de los inmuebles para el año, se calcula en una cifra cercana al 10%, ya que cada vez construir lo mismo cuesta más y quien compra sobre planos, se gana el valor que adquieren los precios de los inmuebles durante la ejecución del proyecto, tiempo que adicionalmente se constituye en el plazo con que la gente cuenta para pagarle al promotor o constructor la cuota inicial del inmueble.

Otro aspecto que debe considerarse es que no se debe comprometer más del 30% del ingreso familiar al pago de la cuota, ni inflar los ingresos y tener en cuenta otros gastos que se originan a partir de una inversión en vivienda, como la cuota de administración de la copropiedad, los gastos de escrituración del bien que se adquiere y los servicios públicos que dependen del estrato donde se encuentra ubicado el proyecto. El cálculo aproximado de estas cifras se las puede informar el promotor.

Es importante que las condiciones del acuerdo se tengan por escrito, así como las especificaciones técnicas y otros elementos, como área de la construcción y acabados, para mayor claridad del negocio y evitar malos entendidos en el futuro.

De igual manera, debe analizarse a quién le va a comprar. Examine muy bien que se trate de empresas legalmente constituidas, que pertenezcan a un gremio, que cuenten con tiempo en el mercado y con experiencia comprobada, que hayan realizado otros proyectos y sean reconocidos en el medio. Así mismo, es necesario verificar que el proyecto tenga el permiso, expedido por cada Municipio (Radicado de venta), y revisar muy bien los términos de la promesa de compra venta, como pagos, tiempo de entrega, crédito, entre otros.

Para compra de inmuebles usados, se recomienda verificar el origen de los títulos, que quien vende sea el verdadero propietario. Además, solicitar el certificado de tradición y libertad, copia de la escritura, del certificado de impuesto predial y de catastro.

Para la obtención de créditos hipotecarios es importante tener en cuenta que las entidades financieras cuentan con simuladores de crédito en sus páginas de internet (www.finanzaspersonales.com.co ofrece este servicio), donde cada familia puede hacer el cálculo del monto del crédito requerido y el número de años necesarios, para ver el valor aproximado de la cuota mensual que le correspondería cancelar.

Adicionalmente, los afiliados a cajas de compensación familiar y fondos de vivienda pueden tener acceso a tasas de interés preferenciales, de acuerdo al tiempo de vinculación y ahorro con la entidad.

Hoy en día los créditos hipotecarios se calculan en UVR, que es completamente diferente al Upac, que se actualizaba con base en las tasas de interés, pues la UVR se actualiza con base en la inflación, o sea similar al porcentaje en que se ajustan los salarios anualmente.

También pueden hacerse por la modalidad de cuota fija en pesos, esta opción es recomendable, ya que este valor nunca cambiará ni se incrementará a lo largo de la vida del crédito, bajo ninguna circunstancia, lo cual da garantía, seguridad y tranquilidad, tanto al tomador del crédito hipotecario como a la entidad que hizo el préstamo. Igualmente, hoy se tiene la facilidad de hacer abonos o la posibilidad de prepagar el crédito sin ninguna penalización y solicitarle a la entidad que a partir del abono al crédito, se reduzca el plazo o el monto de la cuota.

Si se saben utilizar los incentivos tributarios para la compra de vivienda, se puede dar el caso de que una tercera parte del monto de la cuota, se cancele con lo que anteriormente se iba en impuestos. Los incentivos se las puede informar el constructor o un abogado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.