Las inversiones en arte pintan bien

¿Vale la pena invertir en arte en este momento? ¿En qué pintores? Algunas ideas para aprovechar las valorizaciones en este mercado tan atractivo pero complejo.

La obra de los pintores más reconocidos como Obregón y Botero, se valorizaron en promedio de 10% al año. La obra de los pintores más reconocidos como Obregón y Botero, se valorizaron en promedio de 10% al año.

Arte. Una inversión muy rentable pero tremendamente opaca. Para los observadores del común, no es fácil saber qué hace que la obra de un pintor duplique su valor o que se deprecie. La recesión global pudo incluso haber cambiado los patrones de valorización de los artistas. Para entender en qué anda este mercado, Dinero.com invitó al galerista Luis Fernando Pradilla y al artista e inversionista en arte Rodrigo Guerrero.

Una primera conclusión sobre el mercado del arte es que los inversionistas, dice Luis Fernando Pradilla, no redujeron su demanda con la crisis. Por el contrario, se mantuvieron a la caza de buenas oportunidades, y les compraron a personas que se vieron forzadas a vender sus colecciones a precios bajos.

Los precios muestran que el actual es un buen momento para los coleccionistas que quieren adquirir buenas piezas a buen precio. Rodrigo Guerrero dice que las esculturas originales del colombiano Edgar Negret, que ahora se pueden conseguir por precios que rondan los US$80.000, se vendían hace un año en promedio en US$120.000. Hoy son 30% más baratas.

Pero también parecería ser el momento para apostarle a talento joven y en crecimiento. Al escenario salen nombres como los de Kindi Llajtu, un artista de 35 años nacido en Manoy, Putumayo, que posee un lenguaje propio y una propuesta distinta, inspirada por el entorno selvático. En su caso, una obra que hoy se vendería por $10 millones, hace cinco años valía entre $1,6 millones y $2 millones, esto es una valorización cercana al 100% anual

Camila Lemoine es otra artista que menciona Guerrero. Bogotana de 28 años, usa una técnica de costura con hilo y aguja sobre los lienzos. Sus obras están valoradas en $1 millón y $2 millones y, asegura, pueden valorizarse en el lapso de 3 años cerca de 20%.

En esas condiciones del mercado, la obra de los pintores más reconocidos como Obregón y Botero, que según Pradilla, se valorizaron en promedio de 10% al año, pierden algo de interés, aunque naturalmente tienen menos riesgos de desvalorizarse.

La forma de encontrar los precios bajos o las promesas artísticas no es sencilla. La mejor forma es la de buscar un asesor que tenga resultados probados en la asesoría en arte.

Por último y lo más importante, es que debe tener claro que ésta no es una inversión de corto plazo. Salvo en casos excepcionales, la valorización no manifiesta en pocos meses. Piense en plazos de dos o tres años. Mientras tanto, y es una de las ventajas de este tipo de inversiones, pude disfrutar el placer de tener arte en su casa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.