¿Las acciones de Millos serán un buen negocio?

La venta de acciones de Millonarios puede salvarlo de la quiebra y hacer que vuelva a ser campeón. La democratización es una salida eficiente que favorece el profesionalismo y la transparencia. Las acciones podrían dejar márgenes del 30%.

Foto: Archivo Semana. El precio de la accion no debe superar los $10.000 para que hinchas sin un patrimonio importante puedan comprarlas. Foto: Archivo Semana. El precio de la accion no debe superar los $10.000 para que hinchas sin un patrimonio importante puedan comprarlas.


Millonarios será transformado en una sociedad anónima inscrita en la Bolsa de Valores. La medida fue tomada para salvar de la quiebra al equipo, 13 veces campeón del fútbol colombiano, que hoy acumula deudas por cerca de $30.000 millones y se encuentra en Ley 550. De seguir así lo peor no es que el Club descienda a segunda división sino que tenga que ser liquidado.

 

Ahora los hinchas podrán convertirse en los dueños del Club. Su dinero se invertirá en el equipo y con eso se espera que los resultados deportivos, así como su situación financiera mejoren.

 

Este no es un caso aislado. Muchos equipos en el mundo han salido a cotizar en bolsa para conseguir recursos ya sea para hacer inversiones como la construcción de estadios o para cancelar sus deudas. Real Madrid emitió títulos de renta fija (bonos) en 1944 para comprar terrenos y mejorar las instalaciones del Santiago Bernabeu.

 

El club de fútbol Colo Colo utilizó esta estrategia para salir de la bancarrota. En 2002 el equipo acumulaba deudas por más de US$30 millones al Gobierno chileno, y estuvo incluso a punto de perder su estadio -El Monumental-.

 

Sin embargo, su conversión en sociedad anónima le permitió salir de la crisis. Los activos del Club se entregaron a la empresa Blanco y Negro S.A. y en mayo de 2005 las acciones salieron en bolsa. En ese momento se recaudaron cerca de US$32 millones. Las deudas fueron pagadas y en 2006 el equipo salió campeón de la Copa Chile.

 

La venta de acciones de Millonarios puede ser una salida eficiente que favorezca tanto el profesionalismo como la transparencia en el modelo de negocio del equipo. Es evidente que el Club no puede seguir funcionando como hasta ahora lo ha hecho. Si se lista en bolsa su acción, la información del equipo se hará pública y ahora si todos sabremos cómo se maneja realmente el equipo, señala Daniel Velandia, Director de Análisis Económico de Correval.  

 

Para Marco Rincón, trader de divisas de Ultrabursatiles, la mejor opción sería que Millonarios fuera adquirido por una empresa privada, que como socio mayoritario, se encargue de darle un manejo empresarial al Club -Atlético Nacional, por ejemplo, está en manos del grupo Ardila Luille- y que se democratizaran el resto de acciones. Los “hinchas-dueños”, como un grupo unido y organizado, pueden ejercer control para que las cosas se hagan bien y la prioridad sean los resultados.

 

Unas normas de gobierno corporativo, usuales en las empresas con muchos accionistas, evitarían el uso omnímodo del poder que al parecer ejercen los socios mayoritarios actuales.

 

La clave para la democratización está en que el precio al que salga la acción sea realmente barato, dice Velandia. Con una acción por encima de $10.000 muchos hinchan no podrán comprarla. De todas maneras, con la situación actual del Club, se prevé que después de la valoración, el precio de la acción no será muy alto.

 

Quienes decidan adquirir acciones de Millos lo harán porque esperan obtener dividendos (producto de las utilidades que genere el Club) cuando el equipo salga de ese hueco financiero y además, lograr alguna ganancia con la valoración del precio de las acciones (el precio siempre va a reflejar la condición del equipo: resultados deportivos y manejo económico). Si Millos vuelve a salir campeón, por ejemplo, la acción se disparará.

 

Las utilidades del equipo no son fáciles de determinar y siempre estarán en función de los resultados de juego. Los ingresos del equipo dependerán de lo que se perciba por boletería, publicidad, venta de jugadores, patrocinios y derechos de transmisión de partidos, entre otros. Los gastos, por su parte, están asociados con el pago a futbolistas y cuerpo técnico, uniformes, arriendo de estadio, traslados y alojamientos, seguros e imprevistos.

 

Los ingresos menos los egresos darán la utilidad operacional del Club. De ahí se deducirán los pagos de impuestos y la amortización de la deuda para obtener la utilidad neta, que puede ser reinvertida (en la compra de jugadores o la adquisición de un estadio, por ejemplo) o utilizada para pagar dividendos a los dueños.

 

Las acciones del Club parecen ser una buena inversión siempre y cuando se cambie el modelo de negocio. “La explotación de la marca, Millonarios, puede dejar mucho dinero. En otros países, las acciones de los clubes de fútbol dejan márgenes superiores al 30%” dice Julián Ramírez, Director de Investigaciones Económicas de Proyectar Valores.

 

Aunque hay un amplio factor de aleatoriedad y las acciones pueden ser muy volátiles, con unas buenas contrataciones, un manejo responsable y el respaldo de la hinchada, Millos podrá salir campeón después de la quiebra. Y además de la satisfacción, los “hinchas-dueños” obtendrán mayores dividendos y ganancias por la valorización de sus acciones.

 

Ganancias del fútbol inglés

 

El fútbol es un negocio que deja muchos millones en el mundo. A pesar que en Colombia las cifras que se manejan son relativamente pequeñas, ligas como la inglesa demuestran hasta dónde puede ser rentable esta inversión. Las ganancias son astronómicas. Martin Edwards compró al Manchester United  por US$200.000 y lo vendió por US$180 millones, Ken Bates compró Chelsea por US$ 2 millones y lo vendió por $34 millones y David Moores compró Liverpool por US$16  y lo vendió por US$179 millones, según cifras de la BBCMundo.com.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.