La plata también brilla

El precio de la plata mantiene una tendencia al alza. Lo que los analistas no creen es que superará su récord histórico –1980- cuando llegó a US$50 la onza. Una historia de especulación, ejemplo de cómo NO invertir.

Foto: Archivo Semana. Insostenibles niveles de apalancamiento terminan en la quiebra de los inversionistas, puedes cuando los precios caen, el valor de sus activos no alcanza a cubrir sus deudas. Foto: Archivo Semana. Insostenibles niveles de apalancamiento terminan en la quiebra de los inversionistas, puedes cuando los precios caen, el valor de sus activos no alcanza a cubrir sus deudas.

El mercado está seducido con la fiebre del oro y es que el precio del metal no ha hecho otra cosa que romper récord históricos. Lo que muchos no se han detenido a analizar que pasa con la ‘hermana menor’ del oro. La plata está siguiendo la misma tendencia alcista.

El 4 de octubre, la plata alcanzó un precio de US$22,11 por onza. La creciente demanda por el metal ha impulsado los precios a niveles no vistos desde hace 30 años. Además de los ya conocidos usos industriales, son muchos los inversionistas que están buscando refugio en los metales frente a la devaluación de las divisas y la incertidumbre que despierta la salud de la economía estadounidense y la economía mundial.

¿La plata logrará romper máximo alcanzado en 1980?

La revista británica, The Economist señala que es poco probable que la plata supere el pico que alcanzó en 1980, cuando su precio llegó a US$49,45, cerca de US$140 en precios de hoy.

En ese entonces, los hermanos Hunt, hijos de un millonario petrolero de Texas, comenzaron a comprar plata para cubrirse frente a la inflación. Los Hunt controlaron y manipularon el mercado, comprando cerca de la tercera parte del la plata mundial disponible –ya fuera con el metal mismo o con contratos de futuros-.

El precio del metal, que en 1971 se transaba en US$1,5 la onza más o menos, llegó a estar en niveles que rondaban los US$50 en 1980. Esto es 35 veces el precio que se cotizaba en 1971.

El punto más débil de los hermanos Hunt, era su apalancamiento –se habían endeudado para continuar acaparando el mercado de la plata-. Cuando los reguladores se hicieron más estrictos respecto a los niveles de apalancamiento, su posición se hizo insostenible. En solo tres meses, el precio se desplomó llegando a US$15 la onza.

Como sucedió en la crisis financiera de 2008, altos e insostenibles niveles de apalancamiento terminan en la quiebra de los inversionistas, puedes cuando los precios caen, el valor de sus activos no alcanza a cubrir sus deudas, que fue los que hace 30 años sucedió con los hermanos Hunt. Un ejemplo de cómo no invertir.

¿Cómo aprovechar el crecimiento hoy de los precios de la plata?

Si usted quiere hacer una inversión en este metal, las opciones en Colombia no son muchas. La primera es la tradicional. Comprar barras de plata. Los costos que en este caso asumirán los inversionistas están asociados con el depósito y la custodia del metal.

Otra opción que tienen las personas que quieran invertir en plata es comprar una o varias unidades de ETF que replica el precio de la plata o relacionadas con empresas mineras de plata. Incluso, para aprovechar el auge del oro también, puede buscar un ETF en metales preciosos. Éstos funcionan de manera similar a una acción.

Los ETF son fondos de inversión o carteras colectivas bursátiles que cotizan en bolsa igual que una acción, es decir que pueden se comprados y vendidos en cualquier momento. Normalmente reproducen índices bursátiles, de renta fija y canastas de activos y acciones de diferentes países.

En Colombia todavía no hay alguno de estos ETF para invertir, ni empresas mineras de plata en bolsa. Así que los interesados deberán realizar una operación internacional, ya sea a través de un contrato de corresponsalía con las firmas comisionistas de bolsa que ofrezcan el servicio o de entidades como el banco danés Saxo Bank, que tienen su propia plataforma para que las personas realicen sus inversiones por Internet.

Precioplata

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.