Indicadores Financieros

La compra de cartera: ¿le conviene?. Foto: Archivo Semana. Hay bancos que cobran por hacerle el estudio de crédito, así como una sanción por prepago. Esto quiero decir que si usted paga de manera anticipada la cartera actual de su tarjeta tiene que pagar una multa.

Foto: Archivo Semana. Hay bancos que cobran por hacerle el estudio de crédito, así como una sanción por prepago. Esto quiero decir que si usted paga de manera anticipada la cartera actual de su tarjeta tiene que pagar una multa.

La compra de cartera: ¿le conviene?

Los bancos ofrecen tasas muy atractivas para comprar cartera. Hay condiciones que pueden hacer que usted no ahorre mucho dinero. Organice su flujo de caja. Aunque gane espacio para endeudarse, recuerde que las tarjetas de crédito no son una extensión de sus ingresos.

Ahora es cada vez más común que para aumentar su participación en el mercado, los bancos utilicen la estrategia de comprar cartera de su competencia. Compran todo, desde créditos hipotecarios, de vehículos, de libranzas y de tarjetas de crédito. Los bancos perciben esta opción como una forma segura de quedarse con clientes que tengan créditos vigentes con el sistema y que además, cuenten con un buen historial crediticio.

A su vez, las entidades les ofrecen la compra de cartera a los clientes como una forma de unificar las deudas y bajar sus tasas de interés. Por lo general, las tasas que ofrecen son menores que las que la persona pactó cuando adquirió su tarjeta de crédito.

Colpatria, por ejemplo, está comprando cartera de otros bancos a la mitad de la tasa de interés que ellos mismos ofrecen. Hoy cobran por la cartera de tarjetas de crédito que adquieren el 0,87% mes vencido, equivalente al 10,95% efectivo anual (E.A.)

Sin embargo, los deudores no deben analizar solamente la tasa de interés. Al vender su cartera, deben tener en cuenta las condiciones que establecen los bancos. Algunos como el Banco de Bogotá obligan a adquirir una tarjeta de crédito con ellos con un cupo mayor al que tenían con la otra entidad.

Además, el plazo al que le difieren su cartera es fundamental. Si bien las entidades ofrecen diferirlo hasta 60 meses, hay que tener presente que el costo representado en el pago de intereses aumenta – incluso a pesar de que haya bajado la tasa -. Organice bien su flujo de caja y no se olvide de su capacidad de endeudamiento. Si se desborda en gastos sus finanzas pueden resultar lesionadas, al igual que su historial crediticio. Aunque gane espacio para seguir endeudándose, recuerde que las tarjetas de crédito no son una extensión de sus ingresos.

Pregunte siempre qué cargos adicionales tienen y qué tipo de contrato está firmando. Si una persona vende su tarjeta de crédito, que tiene una tasa del 22% E.A., al banco BBVA, que se la compra a una tasa del 16% E.A. (equivalente al 1,24% mes vencido) y a un plazo mínimo de 12 meses, probablemente no terminaría ahorrándose mucho dinero.

Por ejemplo, si tiene una cartera de $10’000.000 que está toda diferida a 5 meses, con la tasa del 23%, tendría que pagar en total $10’501.000, que equivalen a $10’295.000 en valores de hoy. Mientras tanto, con la tasa del 16% a 12 meses, el costo que asumiría sería de $10’808.000, que son $10’362.000 en valores actuales. Es decir que sólo se ahorraría $66.000.

Tenga también en cuenta al hacer la venta de su cartera, que usted puede pactar las condiciones. Por último, considere todos los cargos adicionales que se pueden derivar de esta operación. Hay bancos que cobran por hacer el estudio de crédito, así como una sanción por prepago. Esto quiero decir que si usted paga de manera anticipada la cartera actual de su tarjeta tiene que pagar una multa.

Algunas tasas para la compra de cartera

Colpatria

Tasa: 0,87% MV

Plazo: de 12 a 14 meses

BBVA

Tasa: 1,24% MV

Plazo: 12 a 60 meses

Davivienda

Tasa: 1,73% MV

Plazo: máximo 36 meses

AvVillas

Tasa: 1,46% MV para tarjetas clásicas. 0,90% MV para gold y platino.

Plazo: depende de la capacidad de pago