Invertir en grupo rinde más

Si desea invertir su dinero en grande pero cuenta con pocos recursos, considere la posibilidad de llevarlo a carteras colectivas, y más ahora, cuando le reglamentación les ha dado más opciones para invertir.

Invertir en grupo rinde más Invertir en grupo rinde más

Los fondos ya no se llaman fondos. Ahora son carteras colectivas y con este nuevo nombre también existe una nueva reglamentación orientada a darle más opciones y transparencia al inversionista.

Así, a partir de ahora, cuando a usted le digan que puede invertir su dinero en una cartera colectiva, no se angustie por el nombre, esto significa que puede guardar su dinero en un sistema equivalente a un fondo.

Una cartera colectiva es la reunión de los aportes de varias personas para que la suma de todos estos recursos se puedan invertir en conjunto y obtener así mejores resultados.

Existen varios tipos de carteras colectivas, las que permiten utilizar los recursos ahorrados en ellas en cualquier momento, las que permiten hacerlo únicamente cuando se cumpla determinado tiempo o en caso de hacerlo, pagar una especie de multa. También existen aquellas que permiten retirar dinero en varias oportunidades, cuando los ahorros de todos los participantes cumplan determinado tiempo. Cuando usted vaya a invertir en una cartera colectiva pregunte siempre cada cuándo y cómo puede retirar dinero cuando lo necesite.

Los carteras colectivas también varían según el riesgo y el tipo de inversión que realizan. De acuerdo con el riesgo, pueden ser de bajo, moderado o alto riesgo. En cuanto a la inversión, antes sólo podían por ley, invertir en TES, Bonos del sector real y público, y acciones. Ahora pueden acceder a cualquier alternativa como por ejemplo coomodities como oro, petróleo o cualquier otro productos que no haya tenido transformación, fondos inmobiliarios o monedas.

La nueva reglamentación igualó las condiciones legales para todas las carteras colectivas, profesionalizó su administración y obligó a producir reportes diarios de información, como la ficha técnica que muestra la composición de la cartera, las rentabilidades que ofrece a los diferentes plazos y su comportamiento histórico.

La inversión en carteras colectivas puede ser riesgosa, por eso, usted debe solicitarle toda la información necesaria al administrador de esta cartera, ya sea un banco, una empresa, etc. Este está obligado a mantener informados a todos los inversionistas sobre los movimientos que hace con el dinero.

Con las nuevas normas de transparencia, que están en el decreto 2175 de 2007 de la Superintendencia Financiera, se han solicitado a esta entidad, a la fecha, 46 licencias de constitución de carteras, de las cuales 10 ya han sido autorizadas con diferentes perfiles de inversión, como es el de invertir en acciones, facturas e inmuebles. Las otras 30 se encuentran en trámite. Estas cifras muestran que con la nueva reglamentación están aumentando las opciones para invertir y seguramente aparecerán carteras novedosas y para todo tipo de inversionistas.

Los fondos de pensiones y cesantías son carteras colectivas de trabajo, pero por manejar recursos asociados con la seguridad social, están cobijados por otras normas y otras condiciones.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.