Inversión que brilla

En estos momentos de incertidumbre para los ahorradores, hay una inversión que ofrece unos resultados realmente sobresalientes: el oro.

Precio del oro Precio del oro

En estos momentos de incertidumbre para los ahorradores, hay una inversión que ofrece unos resultados realmente sobresalientes: el oro.

Como se observa en la gráfica, los precios del oro en pesos han tenido un verdadero disparo en los últimos meses. La variación entre enero de 2008 y el mes pasado fue de 39% y el aumento entre el nivel de 2004 hasta el actual, es de 129%, una variación acumulada anual de 18%.

Esto ocurre por dos razones fundamentales. De un lado está la devaluación del peso, que ha sido de 27,4% en el último año, pero de otro y quizás más interesante para el futuro de la inversión en el metal, por el incremento en sus precios internacionales.

El aumento del precio internacional del oro tiene que ver con la volatilidad de los mercados financieros y con la posibilidad de que se debilite más el dólar.

El oro y la plata son una reserva de valor. Por eso los buscan las personas que quieren evitar la volatilidad del entorno y por ello son los dos bienes básicos que más se han recuperado tras la caída estrepitosa de los precios de los commodities.

El precio spot del oro pasó de US$723 por onza en octubre a US$926 por onza en febrero, apenas US$47 menos que su pico histórico de febrero de 2008, un momento en el que la crisis financiera no se había manifestado en las economías del mundo.

Hacia el futuro, se espera que el precio no afloje. La demanda de oro no depende de sus compradores para usos industriales. Esa es una cantidad realmente pequeña. Depende de la demanda de los inversionistas y los especuladores. De modo que si se presume que el dólar se debilite más en el futuro, el camino del precio del metal no parece tener otra senda que la de ascenso.

Ya hay voces no muy convencidas de que el paquete de estímulo que consiguió el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sea suficiente para activar la economía de ese país, por lo que se podría esperar que haya nuevos signos de debilidad estadounidense que se reflejen en el precio de su moneda tarde o temprano.

También puede haber nuevas turbulencias financieras o en el mercado del petróleo, que harían subir el precio del oro cuando los inversionistas se refugien allí.

Las cotizaciones del oro a futuro, que se transan en el Nymex, muestran US$920 por onza para entrega en febrero y US$931 para entrega en agosto, lo que permite ver que los mercados esperan que el precio siga al alza. Con cualquier cambio adverso en los mercados internacionales, el precio puede subir a US$950.

Cómo meterse en el negocio
Para los colombianos que quieran invertir en oro hay quizás tres opciones. La primera es la de comprar oro físico. Eso se puede hacer en lugares de extracción del metal, o en los comercios especializados en las ciudades principales

La segunda es comprar títulos que están atados al precio del oro, una alternativa que se puede conseguir a través de algunos comisionistas de bolsa locales.

La tercera forma es la de invertir en empresas mineras de oro. En el caso local, Mineros de Antioquia. Las acciones de Mineros cerraron el 10 de febrero a $2.530, menos que los $2.650 de febrero de 2008, pero 5,4% más que los $2.400 de diciembre pasado.

También se podría pensar en comprar acciones de mineras de oro en otras partes del mundo como la gigante Rio Tinto, o Anglo Gold Ashanti.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.