Elija un buen asesor financiero

Profesionalismo, discreción son algunas de las condiciones que debe tener un consejero de en finanzas personales

Elija un buen asesor financiero Elija un buen asesor financiero

Si usted cree que el déficit fiscal o la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de modificar sus tasas se interés no afecta su bolsillo, necesita de una asesoría financiera. Los individuos están inmersos como las empresas en un sistema económico. Al igual que a ellas, muchos cambios macroeconómicos o financieros , nacionales o internacionales afectan sus finanzas personales. También como ellas, deberían dedicar tiempo y recursos para realizar una adecuada planeación financiera
Todo el tiempo toman decisiones financieras (a veces complejas), como acudir a un banco, comprar una casa nueva, ahorrar para el retiro o para la educación de los hijos. No obstante, pocas veces planifican para encontrar la forma más eficiente de hacerlo y esto podría hacerles perder dinero y oportunidades.
En Colombia pocos consultan a un asesor financiero, que en otros países es una profesión matriculada y reglamentada. Pero esto ha comenzado a cambiar por cuenta de los fondos de pensiones y de la Internet.
El creciente interés por el comportamiento de los mercados financieros y su repercusión en las finanzas personales ha generado una mayor necesidad de preparación de los profesionales del asesoramiento financiero por esto algunas entidades vienen realizando grandes esfuerzos, pues la figura del asesor financiero tomará cada vez mayor relevancia

Pero, ¿qué es un asesor financiero? ¿Cómo escoger y reconocer un buen asesor financiero?

Qué es y qué no es

Un asesor financiero debería ser como un médico de cabecera, es decir, el profesional que se compromete personalmente y por largo plazo con la salud del paciente y su grupo familiar. La primera vez que un médico atiende a un paciente, antes de hacer un diagnóstico y recomendar un tratamiento, le hace una entrevista inicial para conocer sus antecedentes, afecciones crónicas, hábitos y costumbres, problemas, cómo es su familia, qué problemas de salud tuvieron sus padres, etc. Puede también indicarle análisis y estudios complementarios.
Una vez que dispone de toda la información, puede realizar el diagnóstico: por ejemplo, problemas cardíacos. Entonces le indicará medicación e incluso podría pedirle cambiar sus hábitos, le recomendará un cirujano y seguirá su evolución antes y después de la operación. Luego de un tiempo, habrá nuevas consultas para saber cómo evoluciona su operación y cómo sigue su salud
La función de un asesor financiero, que puede ser una persona o una institución financiera, es seguir todos estos pasos pero para mantener la salud de sus finanzas
Un verdadero asesor financiero se centrará en los objetivos, necesidades y situación financiera antes que en las recomendaciones. Si alguien llega ofreciéndole grandes ganancias y rentabilidad, ojo, es un vendedor
Muchas personas creen que un asesor debe recomendar dónde invertir para ganar plata rápidamente, como si fuese un hacedor de milagros. El asesoramiento financiero no es eso. Es un plan pensado a largo plazo, evaluando ante todo los objetivos del cliente, los recursos, los tiempos y los riesgos que está dispuesto a asumir.
Por esto, en la entrevista inicial, el asesor evaluará lo que quiere contra lo que tiene actualmente y cómo lo está manejando. (Para esto, el asesor indagará cómo está administrando sus ahorros e inversiones, proyectos y objetivos futuros, qué bienes desea adquirir, a qué edad y cómo quiere jubilarse, qué piensa para su familia en caso de fallecimiento, herencia, qué futuro económico desea para sus hijos, etc.).
Para obtener los mejores resultados en la planeación financiera es necesario revelarle al asesor información personal y financiera relevante. Por tanto, la confianza debe ser la base de la relación. Hay que hablarle con la verdad, para que el asesor conozca muy bien su situación y necesidades y pueda realizar un buen diagnóstico.
Para esto, usted deberá confiar en la honestidad, profesionalismo y habilidades del asesor financiero para ayudarlo a cumplir sus metas en forma objetiva. De ahí la importancia de una buena selección y saber qué busca.

¿Qué buscar?

Un buen asesor financiero debe ser integral y tener la capacidad de asesorarlo desde las perspectivas del ahorro, la inversión, las pensiones y los seguros. Por lo anterior, un buen asesor financiero es una persona muy preparada y actualizada en muchos campos.
El término asesor financiero lo usan diferentes profesiones, como los consultores pensionales o tributarios, que tienen conocimientos en un área específica. Pero usted no iría por primera vez donde un urólogo o odontólogo para hacerse un chequeo general.
Por esto, usted tiene derecho a verificar si su asesor tiene el conocimiento y la experiencia necesarios para guiarlo en el mundo de las finanzas. Un asesor debería estar permanentemente informado sobre los acontecimientos diarios en la economía nacional e internacional, en los mercados financieros y políticos. Y conocer en detalle temas pensionales, tributarios, fiscales y seguros. Debe tener un riguroso desarrollo de sus habilidades y debe ser una persona ansiosa de aprender. También debe saber justificar muy bien su asesoría y debe responder cualquier pregunta relacionada con ella. Busque un asesor que esté dispuesto a contestar sus preguntas, que revise periódicamente que sus objetivos se estén cumpliendo y que esté atento a informarle y orientarlo sobre los cambios que puedan afectarlo.
Si posee un buen conocimiento y comprendió su situación financiera, el asesor financiero hará su diagnóstico. Tal vez no le guste, pero siempre es mejor conocerlo para enfrentarlo y modificarlo. Podrá convencerlo con argumentos sólidos de que su propuesta le generará mayor valor que sus deseos de acción al guiarlo hacia metas realistas.

¿Quién lo necesita?

Muchas personas no perciben la necesidad de tener un asesor financiero. Pero los desórdenes de dinero son como una enfermedad silenciosa. Mientras no muestra los síntomas, la persona no va al médico y cuando va, ya es muy tarde o el problema es muy complejo de resolver.
Todas las personas requieren un asesor financiero, no importa su edad o su situación económica. Un buen consejo financiero es igual a un buen chequeo médico anual.
Un asesor es útil en todas las etapas de su vida, pero principalmente cuando comienza la vida laboral o cuando empieza a generar ingresos, ya que es importante establecer los planes de ahorro e inversión. El tiempo en las finanzas es fundamental.
En Colombia, la AFP Skandia se destaca por la amplia formación de sus asesores (financial planners). Otras AFP, como Protección, también se preocupan por educar a sus asesores para que ellos a la vez eduquen a las personas en materia financiera. Solo así se podrán aprovechar las oportunidades que brindan los mercados financieros mundiales

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.