El dinero y los niños

Enseñarles a los niños a utilizar el dinero les ayudará a tener unas finanzas saludables cuando crezcan.

El momento propicio para que los niños aprendan el valor del dinero, la diferencia entre las denominaciones de los billetes y la importancia del ahorro es entre los cinco y seis años. El momento propicio para que los niños aprendan el valor del dinero, la diferencia entre las denominaciones de los billetes y la importancia del ahorro es entre los cinco y seis años.

El dinero es un elemento fundamental para todas las actividades que se emprenden en la vida, por lo que enseñarles a sus hijos a utilizar y administrar este recurso desde que son pequeños debe ser una prioridad para cada padre. Al fin y al cabo, una persona con bases financieras sólidas tiene más posibilidades de ser exitosa al enfocar mejor sus recursos económicos y ahorrar para alcanzar sus objetivos.

El momento propicio para que los niños aprendan el valor del dinero, la diferencia entre las denominaciones de los billetes y la importancia del ahorro es entre los cinco y seis años, cuando en la escuela les enseñan a contar, sumar y restar. De hecho, es importante llevarlos de compras y dejarlos pagar pequeñas cantidades, como el pan. Así calculan el costo final y reciben las vueltas.

En este sentido, la revista Family Education resalta la importancia de enseñarles a comparar entre productos similares para que determinen alternativas más económicas. "Anímelo a usar el sentido común. Esto significa investigar antes de realizar las compras, esperar el momento adecuado y usar la técnica de 'gastar por elección', en la cual selecciona tres productos con precios similares y escoge el que tenga mejores características", dice la publicación.

Según el sitio web Money Instructor (www.moneyinstructor.com), los padres también deben involucrar a los menores en sus charlas sobre el presupuesto familiar, con el fin de que comprendan cómo llega el dinero al hogar y cómo se paga para obtener algunos artículos y servicios, como ropa o comida. Eso sí, tenga cuidado de no preocupar al niño con las deudas o hacerlo sentir culpable por los costos que representa.

Cuando los niños ingresen al bachillerato, deles más independencia con una mesada para sus gastos diarios (ver recuadro). En este caso, explíqueles claramente para qué está destinado el dinero y cómo distribuirlo. Así mismo, enséñeles a ahorrar un 10% de este dinero.

Esta edad es propicia para abrir la primera cuenta de ahorros. Incluso, la mayoría de bancos tiene productos dirigidos a niños de entre 7 y 18 años, los cuales tienen beneficios especiales, como capitalización diaria de interés, exención del 4 por mil y de cuotas de manejo, y regalos por el saldo promedio mensual que conserve el infante.

Los únicos requisitos de estas cuentas son contar con tarjeta de identidad y depositar un monto mínimo, que varía en cada banco: mientras las cuentas 123 del Banco Santander y Banconautas de Bancolombia se abren con $25.000, la Tuticuenta de Caja Social BCSC solo pide $10.000 y la ABC del Banco de Bogotá, $50.000. Una buena idea es solicitar tarjeta débito con el servicio; así, además, aprenderán a usar los cajeros electrónicos y servicios en línea.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.