Cuánto vale mi usado

Las listas de Asousados y de Fasecolda le permiten conocer con mayor precisión el comportamiento de los precios de los carros usados. La sobredemanda de Hilux y Prado hace que éstos se vendan muy bien. Encuentre aquí lo que usted debería saber para vender su carro.

Foto: Archivo Semana. Un Corsa Evolution 1.4 4p modelo 2.006 tiene un precio de $22 millones en Fasecolda, de $19,9 millones en Asousados y de $23,2 millones en Motor. Foto: Archivo Semana. Un Corsa Evolution 1.4 4p modelo 2.006 tiene un precio de $22 millones en Fasecolda, de $19,9 millones en Asousados y de $23,2 millones en Motor.

La forma cómo se determina el precio de los carros usados es un misterio para muchos. Lo cierto es que en el mercado de usados inciden múltiples factores que hacen que dos carros de un mismo modelo puedan conseguirse a precios muy distintos.

Es evidente que los carros usados se venden mejor cuando la transacción se hace entre particulares que cuando éstos son entregados a un concesionario. Reinaldo Ortiz, gerente Nacional de Vehículos Usados de Distoyota, dice que la seguridad de venderle a un concesionario tiene un valor. Usted no va a correr el riesgo de ser estafado. Hay personas que “maquillan” sus carros para venderlos y, después, cuando presentan algún problema, no responden.

Entre los mismos concesionarios, los precios a los que reciben los carros varían considerablemente. Cada negocio es independiente y tiene sus propias políticas de precios establecidas. Algunos, por ejemplo, hacen el traspaso del vehículo a su nombre, otros sólo hacen la intermediación y lo venden directamente a un tercero. Los márgenes establecidos también son distintos. En muchos casos, es el gerente del concesionario, de acuerdo con el criterio que le dan años de experiencia, el que termina definiendo el precio al que reciben un usado.

Las características particulares de cada vehículo –kilometraje, accesorios, condiciones de uso, deterioro, entre otros- son el factor principal en el precio. Cada concesionario hace su propio peritaje. El comercio de vehículos también es fundamental. Si hay mucha oferta de una línea de usados, el precio cae y si por el contrario se presenta un exceso de demanda, el precio tiende al alza.

Lo que usted debería saber al momento de vender su usado

-  Los concesionarios reciben mejor los carros de sus propias marcas y aún más si usted ofrece el carro usado como parte de pago.

- Los precios del usado están atados al valor de transacción del nuevo. Las promociones, descuentos o precios de inducción al mercado de los carros nuevos deprime el precio de los usados de la misma referencia.

-   El comercio de los vehículos incide en el precio. La devaluación comercial depende si la línea tiene buena salida en el mercado. Vehículos como el Mazda3, Optra y Clio, que tienen problemas de sobreoferta se reciben más baratos. Los concesionarios tienen que tener en cuenta en su flujo de caja la baja rotación de estas líneas. Otros como las Hilux o Prado tienen sobredemanda y se venden muy bien.

- La realidad del mercado también incide en el precio. La demanda y la oferta por usados se ve afectado por el comportamiento de la economía. En este momento, la caída en las tasas de interés y las facilidades de financiación, hacen que adquirir un carro sea una opción llamativa. Factores como la devaluación de la moneda, el empleo y el crecimiento económico también tienen repercusiones sobre la demanda.

Las listas de precios

En el mercado existen varias listas de precios, que le pueden servir de referencia al momento de realizar un negocio. Aunque la Revista Motor es la que tiene mayor difusión, ésta no es la única. Los concesionarios, por ejemplo, hacen su propia lista. Lo mismo que la Federación de Aseguradores Colombianos, Fasecolda. Éstas últimas le permiten conocer con mayor precisión el comportamiento de los precios de los usados.

- Revista Motor

La lista de precios de la Revista Motor es una referencia muy posicionada en el mercado. Sin embargo, son muchos los casos en los que los vendedores se quejan por qué los concesionarios reciben por debajo de los precios de la Motor. Para expertos de Colserautos, la guía no es completa. No incluye todas las líneas de vehículos. Es una fuente que utiliza los precios promedio de usados en Bogotá -no tiene en cuenta el mercado nacional-.

- Asousados

Asousados es una organización constituida por algunos concesionarios del país (Autoexpo, Autonal, Carmax, Distoyota, Motorysa, Madiautos, Ultracar y Vehimotors) que mensualmente elabora una lista de precios de venta estableciendo una depreciación para las diferentes líneas y modelos que se comercializan. Tienen en cuenta muchos factores, entre los que se encuentran la rotación de los vehículos. Para Reinaldo Ortiz, es un mercado más real.

Un Megane 1.4 modelo 2.004 está en $18,3 millones en Asousados, mientras en la Revista Motor está $21 millones ($2,7 millones más caro). El precio de una Gran Vitara 2.0 4x4 4p modelo 2.008 en Asousados es $39,5 millones y en Motor es $45 millones ($5,5 millones más costoso). Un Honda Civi 1.8 LX modelo 2.009 aparece en Asousados en $47,2 millones, mientras en Motor está en $53 millones ($5,8 millones más caro).

- Fasecolda

La Guía de precios de Fasecolda utiliza cuatro fuentes de información la Revista Motor, Asousados, el listado oficial de precios de vehículos nuevos de los concesionarios de Bogotá y otras vinculadas con los clasificados (fotocarro.com.co, clasificar.com, tucarro.com, clasificautos.com.co). Esta lista es auditada por Econometría, que indica que un 80% de los valores publicados en la Guía se desvían del precio de mercado en no más del 14%.

Un Corsa Evolution 1.4 4p modelo 2.006 tiene un precio de $22 millones en Fasecolda, de $19,9 millones en Asousados y de $23,2 millones en Motor.

Nota de Interés

En Estados Unidos, la compañía Kelley Blue Book publica una lista completa y confiable de los precios de los carros. Éstos se encuentran clasificados dependiendo de la transacción que se vaya a realizar: intercambio (ofrece al concesionario como parte de pago), consumidor privado (vende a otro consumidor), mercado (compra al concesionario).

La lista goza de tanta precisión y reconocimiento, que se ha convertido en un sinónimo del valor de mercado de los automóviles en el mercado estadounidense.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.