Construcción se desacelera

Los datos de metros de licencias aprobadas muestran un crecimiento de 46% en VIS. Esta cifra podría ser reflejo de las buenas condiciones del pasado y no ser un buen augurio para el porvenir. Los constructores perciben un estancamiento.

Construcción se desacelera Construcción se desacelera

 
Por: Gustavo Adolfo Cabrera Cárdenas
 
En abril el metraje aprobado en las licencias de construcción para Vivienda de Interés Social, VIS, aumentó en un 46,6%, mientras que el de viviendas diferente a VIS disminuyó en un 6,8% respecto al mismo mes de 2007. Así lo informó el Departamento Nacional de Estadística, Dane.

En el neto, esta es una buena cifra y podría parecer un buen augurio para los meses que vienen. Hasta hace algunos años los metros aprobados de licencias de construcción anticipaban en varios meses los datos de las ventas de vivienda.

Después de la crisis del 97, dice Álvaro Villota de la firma de construcción Norco, los empresarios cambiaron su forma de hacer las cosas. Antes de la crisis, explica, primero construían y luego vendían. Hoy es al contrario, primero venden y solo cuando tienen un porcentaje alto de sus proyectos en manos de compradores, se comienza la construcción.

Por esto Villota cree que los resultados del Dane reflejan las ventas de los meses pasados y que una mirada detenida a la situación actual mostraría que la construcción de vivienda está bastante estancada. “Se está vendiendo mucho menos de lo que se vendió el año pasado, razón por la cual esperamos que los resultados de licencias en el futuro no serán tan buenos. Podrían ser muy distintos a los que presenta el Dane en la actualidad”, señala.

Señala que la construcción de Vivienda de Interés Prioritario que es un subgrupo de la VIS con valor de hasta $32´000.000 prácticamente desapareció en Colombia. “Se esta colocando lo que quedo del año pasado”, dice. Sostiene que la disminución obedece en primer lugar al incremento en los precios de la vivienda que lo atribuye al aumento de precio de la tierra y en segundo, al aumento de los costos en los materiales esenciales para la construcción, como el hierro y el cemento. Otro factor determinante es el aumento en las tasas de interés para créditos hipotecarios, como consecuencia la oferta prácticamente desapareció.

Otra situación que explica el momento actual de la construcción, recalcó Villota, está en el crédito de consumo. Este tipo de préstamos que se otorgaron casi en avalancha el año pasado, copó el presupuesto de los hogares que se quedaron sin el cupo ni los ingresos suficientes para atender un nuevo préstamo de vivienda.

Es frecuente escuchar un diagnóstico como el de Villota entre los constructores. Sin embargo, los datos de los productores de materiales como el acero, indicarían que más bien el alza de precios de la vivienda está movida por los constructores, y que no guarda ninguna relación con los incrementos de los insumos.

No obstante, lo que parecería cierto, es que la desaceleración del sector comenzará a verse en los meses que vienen.

Los datos de abril
El Dane señaló que en abril los estratos donde se concentró el área aprobada fueron los estratos medio y bajo. Del total licenciado, 1’098 822 de metros cuadrados se autorizaron para estos estratos, un 74,1% del total.

El informe mostró que Bogotá contribuyó en mayor proporción al aumento del área licenciada, seguido por Tolima y Bolívar, mientras que Cauca, Risaralda y Magdalena, registraron las mayores disminuciones.

Del total de metros cuadrados aprobados en el cuarto mes del año, el 63,3% correspondió a vivienda y el 19,0%, a comercio. Le siguieron en importancia las licencias para oficina (4,6%), hospital-asistencial (4,4%), educación (2,7%), industria (2,6%), bodega (1,6%) y hotel (1,2%). El resto de los destinos representó el 0,8% del total.

Por otra parte, el valor de los créditos desembolsados durante el primer trimestre de 2008 registró un incremento de 7,5%, al compararlo con el presentado en el mismo período del año anterior. El monto de los préstamos desembolsados para compra de vivienda nueva y usada alcanzó $1’036.736 millones. Los créditos entregados para vivienda nueva y lotes con servicios registraron un aumento de 27,2% y los de vivienda usada presentaron una reducción del 10,5%.

El número de viviendas de interés social financiadas registraron un incremento del 20,5% frente al mismo período de 2007. La financiación de VIS nueva registró un incremento del 24,1%, mientras que la VIS usada aumentó el 15,5%. En total, se financiaron 14.178 unidades de viviendas de interés social, de las cuales 8.526 correspondieron a soluciones nuevas y 5.652 a viviendas usadas.

Los créditos entregados por el Fondo Nacional de Ahorro (FNA), aumentaron el 71,2%, los de la banca hipotecaria de vivienda presentaron un incremento del 2,6% y los de las cajas y fondos registraron una disminución del 16,6%.







¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.