Indicadores Financieros

Inteligencia Tributaria

Una ganancia ocasional, barata.

Una ganancia ocasional, barata

Es común pensar que una ganancia ocasional implica inevitablemente pagar el 33% de lo que se gana en impuestos. Esto no es necesariamente cierto. Finanzaspersonales.com le dice cómo en muchas ocasiones, el monto es sustancialmente menor.

La renta es el incremento o la valorización del patrimonio. Ganarse la lotería o ganar en un casino, recibir una herencia o vender con utilidad un activo fijo que se ha tenido por más de dos años son para la Dian, una ganancia ocasional. Este tipo de ingreso tiene un tratamiento propio y diferente al de la renta liquida desde el punto de vista tributario.

El impuesto de renta y complementario está compuesto por el impuesto básico de renta y el impuesto por ganancia ocasional.

Los contribuyentes deben declarar renta entre abril y junio de todos los años, dependiendo del último digito de la cédula. La declaración se hace con respecto a la totalidad de los ingresos percibidos entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del año anterior.

A las personas que no son residentes en Colombia se les hace una retención automática del 33%. Para las personas naturales residentes en Colombia y los nacionales, la tarifa del impuesto de renta es progresiva y se determina así:

Cuando el ingreso va de 0 hasta $ 25’901.670, la tarifa es 0%; de $ 25’901.670 a $40’397.100 es 19% y desde $40’397.100 hasta $97’428.300 es 28%. Después de esta cifra la tarifa es del 33% sobre la renta gravable.

Las loterías, casinos, concursos y todas las entidades que otorgan premios, retienen el 20% del valor ganado. Este es el único caso en que la tarifa es del 20%, independientemente del monto.

La tabla de tarifas (ver recuadro) está dada en UVT (Unidades de Valor Tributario). Una UVT vale $23.673 en 2009. Aunque la tarifa del impuesto a la renta y el impuesto a las ganancias ocasionales es la misma, ya que se calcula utilizando la misma tabla para los dos casos, las bases gravables se tratan de manera separada.

La ganancia ocasional gravable (GOG) y la renta gravable (RG) no se suman para calcular el impuesto ya que constituyen impuestos diferentes. En el formulario de declaración de renta está separada la determinación de cada uno. Es muy importante que las personas naturales sepan esto ya que únicamente deben pagar impuestos cuando se supera el tope establecido en cada caso.

Una persona natural paga impuestos si la RG y la GOG superan, de manera individual, las 1.090 UVT. Por ejemplo, si tiene una RG de $20’198.550 (850 UVT) y una GOG de $23’673.000 (1.000 UVT) no paga impuesto de renta y complementarios. Si equivocadamente suma los dos rubros, el resultado sería 1.850 UVT ($43’961.550) monto por el que tendría que pagar un impuesto de $3’754.554 ya que por 650 de estas 1.850 UVT se cobra una tarifa del 19%, y por las 150 restantes una de 28%.

Si se da el caso de que la RG es de $27’000.000 y la GOG es de $15’000.000 no se pagará impuesto sobre las ganancias ocasionales pero sí sobre la renta y en éste, únicamente sobre $1’098.330 ($27’000.000 -$25’901.670).

Resulta una ventaja para los contribuyentes diferenciar adecuadamente la categoría a la que corresponden sus ingresos del último año. Si tiene una utilidad de $10’000.000 por la venta de su casa y los declara como ganancia ocasional no solo no pagará impuestos por este ingreso sino que adicionalmente evitara engrosar el rubro de su renta, hecho que le implicaría pagar una tasa más alta por los mismos ingresos percibidos.