Una razón para tener calma con las acciones

por Por María del Pilar Colom y Estefanía León

Expertos de Correval, muestran que la crisis actual no será tan aguda como la ocurrida en el 2006.

Una razón para tener calma con las acciones Una razón para tener calma con las acciones

La integración de los mercados y la exposición que nuestro país tiene a la situación financiera de Estados Unidos hace esperar un deterioro de la situación del mercado local accionario. Sin embargo, creemos importante resaltar que la situación del mercado, y de la economía colombiana, hoy es muy diferente a la de hace dos años. El buen desempeño económico y los buenos resultados esperados por las empresas para el cierre del 2007 nos deberían blindar un poco frente a desvalorizaciones prolongadas.

Si bien es cierto que la aversión al riesgo se incrementa en momentos de crisis y por eso las desvalorizaciones de las acciones se magnifican, Correval considera que los bajos precios en el mercado se presentan como niveles atractivos de entrada. En la medida en que esperamos que la baja de precios se prolongue por el resto del mes de enero recomendamos ir comprando lentamente para aprovechar precios más bajos en el mercado.

Para el mes de marzo esperamos también que la publicación de resultados financieros de las empresas motive al mercado. No hay que olvidar tampoco que históricamente las acciones se han valorizado en los periodos anteriores a las asambleas donde se decretan los dividendos. Por eso esperamos que marzo sea un mes de repunte de las acciones. Consideramos ante todo que los precios actuales son buenos niveles de entrada y que en el mediano plazo brindarán buenas oportunidades de valorización.

Algunos agentes del mercado accionario han manifestado preocupación acerca de si estamos de frente a una crisis como la de 2006. EL mensaje es que, por lo pronto, lo más importante es tener tranquilidad pues la situación actual es distinta a la situación previa a la crisis de 2006. Las diferencias mas importantes a considerar se refieren al apalancamiento, el tamaño del mercado y la situación de la economía colombiana:

Apalancamiento

Existen dos formas de apalancarse en nuestro mercado: a través de operaciones de venta con pacto de recompra (REPOS) y a través de operaciones a plazo de cumplimiento efectivo (OPCE´s). Las diferencias entre estas dos formas de apalancamiento constituyen la verdadera razón por la cual Colombia, durante el 2006, fue la plaza bursátil que sufrió mayores caídas.

Los REPOS son operaciones que pueden ser adelantadas o renovadas después de su vencimiento. En 2006 quien vendía temporalmente las acciones sujetas a ser repeadas debía dejar como garantía al menos 10% del valor de la operación.
Frente a variaciones negativas del precio de las acciones la BVC pedía nuevas garantías a los inversionistas, que de no tener cómo garantizar, adelantaban el cumplimiento de los REPOS y vendían las posiciones en el mercado. Las OPCE´s, por el contrario, no podían ser adelantadas ni canceladas y debían ser garantizadas mínimo con el 10% de la operación. Esta situación fue el mayor agravante de aquel momento en nuestro país.

Los inversionistas que tenían operaciones a plazo vendieron todas sus inversiones con el fin de garantizar las operaciones que tenían adquiridas a futuro y el riesgo de incumplimiento obligó a las sociedades comisionistas de bolsa a enfrentar el problema de garantías de sus clientes.

Si bien es preocupante que el nivel de apalancamiento a través de REPOS actualmente es el mismo que el de 2006, el nivel de operaciones a plazo de cumplimiento efectivo (OPCE´s) es sustancialmente menor. Hoy en día esta cifra asciende a $12.750 millones de pesos, mientras que en la crisis de 2006 esta misma cifra era $220.000 millones de pesos (1733% mayor que el saldo a 16 de enero de 2008).

Como lección de esta experiencia, se determinó en la normatividad que la garantía que debe ser depositada en REPOS y en OPCE´s debe ser mínimo del 30%. Adicionalmente, ahora las OPCE´s pueden ser adelantadas.

Mercado más grande

Otro punto importante de resaltar es que en el 2006 el IGBC venía de subir 1007% (desde el 3 de julio de 2001 hasta el 28 de abril de 2006, fecha que podría ser considerada como el comienzo de la crisis). Las valorizaciones en aquel momento eran continuas, sin correcciones de corto o mediano plazo, con volúmenes de negociación pequeños, con pocos agentes en el mercado y con una cantidad considerablemente menor de emisores. El mercado accionario después de esa fecha se ha profundizado en términos de emisores y de inversionistas. El mercado accionario ha tenido correcciones sanas que resultan necesarias para el buen desempeño del mercado de renta variable a largo plazo.

Una manera de ver en términos relativos “qué tan caro” estaba el mercado en el 2006 comparado con el mercado de hoy es estudiando sus múltiplos.

El yield promedio (Dividendos / Precio de Mercado), entendido como la rentabilidad por dividendos promedio del mercado, hoy es sustancialmente mejor. En promedio hoy se obtendría 1.07% más de rentabilidad por dividendos en el mercado.

El indicador relación precio-ganancia (Precio de Mercado / Utilidad por Acción), interpretado como el número de períodos que un inversionista necesita para recuperar su inversión, a la fecha es notablemente mejor que el mismo indicador a febrero de 2006. En promedio un inversionista necesitaría de 7 períodos menos para recuperar el dinero invertido.

Los mejores retornos representados en la mejora del yield permite pensar que en términos comparativos el mercado accionario hoy está más barato que hace dos años y que los precios actuales brindan mejores oportunidades de valorización y rentabilidades por dividendos mayores.

Mejor situación económica
El último aspecto a comparar es la situación de la economía colombiana. El crecimiento del PIB durante el 2006 fue de 6.80% mientras que el crecimiento anualizado de la economía colombiana para septiembre de 2007 fue de 7.35%.

El crecimiento de las empresas más representativas del mercado en términos de sus utilidades ilustra el mismo panorama de la economía colombiana. Desde finales de 2005 las empresas han crecido de manera sostenida, los precios de 2006 eran más altos y las utilidades de las empresas eran menores, hoy las empresas han crecido, sus utilidades han aumentado y los precios de las acciones están a niveles más bajos.

El sostenido crecimiento de la economía colombiana brinda seguridad a los inversionistas y esto se ha observado en el crecimiento de la inversión extranjera en nuestro país, el reto para nuestro país será encontrar nuevos destinos para nuestros productos en caso que la demanda por ellos disminuya a raíz de la recesión de Estados Unidos o el deterioro de las relaciones comerciales con Venezuela.

Con todo lo expuesto anteriormente, creemos que es importante impartir tranquilidad sobre lo que está ocurriendo. Para los inversionistas que llegaron a enero con sus recursos en acciones recomendamos tener paciencia y esperar al ciclo alcista. Quienes en cambio se encuentren a la fecha en posiciones de liquidez pueden empezar a invertir en acciones que paguen buenos dividendos, aprovechando los bajos niveles actuales. El espíritu, por lo pronto, debe ser el de mantener la calma y esperar vientos mejores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.