Un plan para sus seguros

Cuál es la mejor forma de asegurarse. ¿Qué seguros tomar?, ¿cuánto cuestan? Recomendaciones para tener un programa inteligente para manejar sus seguros y los de su familia.

Un plan para sus seguros Un plan para sus seguros

 Por: Gustavo Adolfo Cabrera Cárdenas

 ¿Cuáles son los riesgos?
Desde el punto de vista de las finanzas del hogar, el más crítico es el de la pérdida de la salud del principal proveedor de ingresos, y en menor grado de otros miembros de la familia. Bien sea por enfermedad o por accidente, siempre existe la posibilidad de requerir costosos servicios médicos u hospitalarios que probablemente no podrán ser afrontados con recursos propios. Menos si queda una secuela de invalidez.

La muerte prematura. Si bien el efecto emocional de este tipo de pérdida es devastador para los allegados, si a esto se le agrega la desgracia de quedar en situación económica precaria, el dolor se multiplica. La perdida de una propiedad, como la casa , el vehículo, las joyas , el dinero, el negocio, etc.

¿Qué se debe hacer ante el riesgo?


Son muchas cosas para proteger y los seguros son costosos. Probablemente no se pueda asegurar todas las contingencias, en la planeación se tendrá que analizar los riesgos y fijar prioridades. Existen cuatro alternativas entre las que usted podrá optar para minimizar el riesgo.

Evitarlo. Una forma efectiva de manejar el riesgo es evitándolo, es decir, eludiendo los actos que puedan exponer la integridad física. Se puede por ejemplo, escapar de que se roben el vehículo no teniendo vehículo, o evitar morir en una accidente aéreo no subiéndose a un avión. Por supuesto esta estrategia no es aplicable sino en muy pocos casos.

Prevenirlo. La segunda alternativa consiste en reducir los efectos del riesgos, anticipando las posibles causas de pérdidas. Por ejemplo, si se hace chequeos médicos regularmente, se está previniendo un ataque inesperado al corazón, o cuando se usa el cinturón de seguridad o el vehículo cuenta con un “airbag”, se esta minimizando la probabilidad de sufrir efectos graves en caso de un accidente.

Asumirlo. La tercera opción es la de asumirlo directamente. Si algo ocurre, usted y su familia correrán con todas las consecuencias. En teoría, para tomar esta clase de decisión debería crearse una especie de autoseguro, consiste en un fondo permanente, dedicado exclusivamente a este fin . De manera tal que si la pérdida ocurre, se esté preparado para afrontarla en términos financieros.

Transferirlo o compartirlo. La cuarta alternativa es la de transferir la contingencia a una aseguradora, adquiriendo una póliza. Por supuesto está es una alternativa recomendable. Si se dispone de los recursos necesarios para asegurarse, no vale la pena asumir ningún riesgo mayor.

¿Cómo escoger un seguro o compañía de seguros?


El objetivo fundamental de la planificación de seguros consiste en evaluar las contingencias a las cuales se está expuesto, personales o sobre los bienes, y con base en el resultado tomar la decisión que mejor convenga a los intereses. La mayoría de las personas piensa en asegurar su carro sin tener en cuenta que, destinando una suma mensual moderada, podría proteger lo verdaderamente importante: su vida, salud y su patrimonio.

Por otro lado para Leonardo Larco experto en seguros de Mapfre Colombia, “Es recomendable no guiarse siempre por el valor de la prima o costo del seguro, ya que en algunos casos las personas por estar buscando costos bajos en este rubro se esta perdiendo cobertura sin saberlo. La mejor recomendación al momento de buscar un seguro y una aseguradora es mirar el posicionamiento, la trayectoria y la solidez de la empresa. De igual forma es importante tomarse el tiempo necesario para realizar varias cotizaciones con diferentes aseguradoras, comparando entre sí los amparos o coberturas, los sublimites y deducibles que éstas ofrecen”.

¿Cuál es el costo de los seguros?


El costo de los seguros depende de la edad y los ingresos de quien tome la póliza. En el caso de un ejecutivo de 40 años, evitar que un accidente, una enfermedad o una mala decisión en el desempeño del oficio que cambien su vida o la de su familia, le representaría invertir $1’300.000 mensuales en seguros y ahorro.

Un ejecutivo en Colombia requiere un paquete integral que cubra protección, ahorro e inversión, en el cual se deben priorizar las necesidades de atención y protección de cada individuo y su familia y seguidamente sus bienes y patrimonio. No obstante, en el país las personas, incluyendo los ejecutivos, hacen lo contrario y aseguran primero el carro que la vida.

Expertos del sector consideran que un paquete integral debe comprender tres segmentos:

1. Seguros de protección personal.
2. Seguros con inversión.
3. Seguros de protección patrimonial. En ese orden de prioridades

Protección personal


Los del primer grupo son aquellos que no deberían faltarle a nadie, como el seguro de vida y los previsionales, como salud y pensiones.

El seguro imprescindible es el de vida, que permite mantener el estándar de vida de su familia en caso de que usted falte. Para el ejecutivo del ejemplo, un seguro de vida con un valor asegurado de $100 millones, que crece al 12% anual, tendría un costo mensual alrededor de $58.000. Esto es, cerca de $700.000 anuales. Si el valor asegurado fuera de $50 millones, el costo anual sería alrededor de $360.000 anuales. En este tipo de seguros hay que verificar que el valor asegurado cubra la calidad de vida de su familia por 1 ó 2 años y que mantenga su poder adquisitivo en el tiempo.

Cada persona debe tener una solución de salud para ella y su familia: un plan de medicina prepagada o un seguro de salud que le permita elegir los médicos y centros hospitalarios. Para el ejecutivo promedio de nuestro ejemplo, un plan de medicina prepagada para él y su familia costaría alrededor de $300.000 mensuales. Si viaja frecuentemente, debería preferir un plan que tenga cobertura en el exterior.

Otros seguros, como el de enfermedades graves o accidentes personales, tienen un costo mensual para un valor asegurado de $100 millones de $35.000 y $24.000, respectivamente. El primero, por ejemplo, indemniza a los sobrevivientes sin detrimento de la cobertura que se tenga en el seguro de vida o salud.

En pensiones, para un ejecutivo con un salario integral, la recomendación es hacer un aporte a su fondo de pensiones voluntario lo cual le brinda grandes beneficios tributarios, si mantiene este ahorro mínimo 5 años. Para cualquier otra persona (sin salario integral) también se recomienda este tipo de ahorro para cerrar la brecha pensional, pues los aportes de pensiones obligatorias no son suficientes para mantener el nivel de vida durante el retiro.

Ahorro e inversión

Muchos seguros de vida combinan la protección con el ahorro. En la mayoría de casos se puede ahorrar a veces el valor de la prima de protección. Estos seguros surgieron porque la gente deseaba recibir en vida algunos beneficios.

Protección patrimonial
En el tercer y último grupo están los seguros que protegen el patrimonio físico, como vehículos y casas, entre otros, los cuales son el resultado de todo su trabajo. No obstante, un seguro para el vehículo no es solo para cubrir los daños producidos al auto.

El beneficio más importante es que lo cubren por el daño que se le pueda causar a otros, pues el Código Penal estipula que la sanción por muerte, lesiones o daños causados a terceros (responsabilidad civil extracontractual) Para esto el SOAT cubre hasta 500 salarios mínimos y por muerte hasta 600.

Un seguro para el hogar, que cubra contingencias como hurto, incendio o terremoto, tiene un costo para una vivienda de $150 millones alrededor de $400.000 anuales. Por lo general, el costo es una tasa del valor del inmueble: entre $2 y $3 por cada $1.000. Sin embargo, se ajusta por ubicación. Por ejemplo, en Pasto, donde hay mayor riesgo de terremotos, o en una ciudad insegura, el precio puede ser mayor.

Otro seguro que debería tener todo ejecutivo para proteger su patrimonio personal frente a demandas de terceros por los perjuicios que les ocasione, como consecuencia de malas decisiones en el desarrollo de su actividad, es el de responsabilidad civil profesional. La Ley 222 de 1995 estableció que los administradores deberían responder con su propio patrimonio por los perjuicios que por dolo o culpa ocasionen a la sociedad, a los socios o a los accionistas.

También es recomendable un seguro educativo, que garantiza anticipadamente la universidad de los hijos sin importar el costo de la carrera en el futuro. El precio depende del tiempo que falte para comenzar el plan de estudios. Si a un niño le faltan 18 años para ingresar a la universidad, usted deberá pagar un poco más de $40 millones. Si le faltan 10 años, cerca de $52 millones y a 5 años de empezar sus estudios, alrededor de $58 millones. A menor edad del hijo, más barato será el seguro de igual forma usted puede comprar los semestres que quiere de 1 a 10 semestres. Además, algunas entidades ofrecen financiación tradicional o también se puede ahorrar esta cantidad por medio de la capitalizadora.

Haga las cuentas. Y fíjese que el costo es relativamente bajo para todo lo que está en juego: su futuro y el de su familia. Al comprar seguros, asesórese bien, fíjese en los amparos, coberturas y servicios adicionales (lea y pregunte), y busque una compañía con respaldo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.