Revise su calentador de agua

El gobierno nacional fijó unas normas para controlar los riesgos que ocasionan los calentadores de agua a gas. ¿Qué se debe hacer para que no sean peligrosos para la salud?

Revise su calentador de agua Revise su calentador de agua

El gobierno empezó a controlar los riesgos ocasionados por los calentadores de agua de paso continuo, con potencia nominal igual o superior a 4,2 kilovatios, de uso residencial y que funcionan con gas.

En el mercado hay tres tipos de calentadores de agua: 1) de acumulación, 2) de paso electrónico, 3) de paso a gas. Si usted tiene algunos de los dos primeros, no habrá que preocuparse por cambios en su operación. Si cuenta con uno de paso a gas tendrá que adoptar las medidas expedidas por el gobierno.

Una de ellas, fijadas a través de la Resolución 936 del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, establece que el sistema para extraer los gases nocivos, debe ser previamente aprobado por el distribuidor de gas.

Además, contempla la opción de que los calentadores sean instalados técnicamente en un espacio exterior a la edificación.

Los calentadores de paso continuo instalados antes del 21 de abril de 2008, pueden permanecer en las condiciones en las cuales fueron puestos en servicio, siempre y cuando se realice un mantenimiento y una revisión cada dos años.

Según la resolución, las construcciones nuevas están obligadas a diseñar un sistema de extracción efectivo, de manera que se puedan sacar técnicamente al exterior los gases producto de la combustión.

En cualquier caso, para calentadores nuevos o viejos, si el usuario no les hace el mantenimiento requerido, la compañía de gas le puede suspender el servicio.

¿Cuál es el mantenimiento?

Según Iván Ibarra técnico en mantenimiento de calentadores, el mantenimiento preventivo debe hacerse cada año y consiste de:

· Limpieza y Calibración de válvulas
· Cambio de fistos
· Limpieza general

El costo promedio en el mercado de está revisión se encuentra entre $45.000 y $50.000

Además de lo anterior hay que asegurar algunas otras condiciones de operación. El Ministerio de Comercio señala que los calentadores de paso a gas requieren de muy buena ventilación para no afectar a las personas.

En lugares con altura superior a los dos mil metros sobre el nivel del mar, el oxígeno disminuye significativamente, lo cual propicia la combustión incompleta del gas, con lo que se podría liberar monóxido de carbono al ambiente, un gas tóxico que perjudica la vida y la salud humanas.

Los riesgos de intoxicación o muerte causados por los calentadores pueden ser minimizados al disponerse de un adecuado sistema de extracción de los gases, o al instalarse fuera de la vivienda.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.