Planeación financiera en familia

La planeación financiera es un tema que acompaña cada vez más a los hogares colombianos. Las personas son más concientes de la necesidad de tener una estructura en el manejo de sus finanzas

Planeación financiera en familia Planeación financiera en familia

Las familias consideran importante tener clara la relación entre sus ingresos y gastos, que les permita cumplir sus metas de mediano y largo plazo. Controlar el nivel de gasto es sinónimo de tranquilidad y posibilidad de desarrollo y bienestar para la familia. Construir un patrimonio cobra gran valor, en la medida que se constituye en el camino para proteger a los seres queridos en eventualidades de la vida.

El carácter incluyente y cotidiano de la planeación financiera y el ahorro, ha ido desbancando las creencias de ser tópicos a los que únicamente las personas con grandes capitales pueden acceder.

Se podría pensar que las finanzas son un elemento trasversal en la vida de las personas, en tanto que muchas de sus metas, de sus sueños y necesidades requieren recursos económicos.

La cuestión no está en cómo conseguirlos para saciar una necesidad o calmar un capricho, el centro del asunto se encuentra en desarrollar un proceso deliberado por medio del cual las personas conozcan a fondo su situación financiera. 

* Empezar por un diagnostico puede resultar un ejercicio muy útil y sencillo. Examinar de dónde vienen los ingresos, cómo se invierten y gastan, qué posibilidades de aumentar las entradas hay en el corto, mediano y largo plazo puede ser el primer paso.

*En segundo lugar, analizar la manera de optimizar el gasto, con el fin de abrir espacio y darle la bienvenida al ahorro, se logra revisando aquellos gastos que no son tan significativos y de los cuales se puede prescindir. 

* Fundamental, revisar el nivel de endeudamiento, el cual según expertos no debería sobrepasar el 30% de los ingresos. Minimizar el número de tarjetas de crédito y crear una cultura en casa de comprar de contado, trae sin dudas beneficios importantes en el futuro. 

* Una vez hecho el diagnóstico personal y familiar y habiendo tomado medidas en cuanto a los hábitos del manejo financiero y la practica del ahorro, sería hora de establecer las metas que se quieren lograr. Para algo se hizo el ejercicio de organización y se propusieron actitudes y rutinas más sanas frente al manejo del dinero.

El foco de la planeación financiera está en lograr metas, en ser capaces de alcanzar aquel sueño dorado y, por supuesto, de llevar una vida tranquila y tener la certeza de un futuro próspero.

Dentro de estas metas, están la educación de los hijos, la adquisición de vivienda, emprender un negocio propio y por supuesto el retiro.

Por lo general, las metas financieras están relacionadas con las etapas de vida de una familia. Por ejemplo, una pareja joven, recién casada, sin hijos, tiene la posibilidad de optimizar sus ingresos y aumentar su capacidad de ahorro. En este punto, es importante recordar que el tiempo es el mejor aliado en la creación y maximización de capital.

Básicamente por no tener hijos, cuentan con la posibilidad de incrementar su tolerancia al riesgo y por lo tanto acceder a inversiones más agresivas, que asumen gran volatilidad pero ofrecen retornos interesantes en el largo plazo. Esta pareja podría pensar en comprar casa, en establecer su negocio propio y empezar a ahorrar para su retiro.

Una familia joven con hijos, por lo general se ocupa de la educación de los niños y busca vehículos financieros efectivos para tal fin. Quizá el perfil de inversión de esta familia es menos arriesgado que el de la pareja sin hijos, pero aun por ser jóvenes y contar con tiempo, tienen la posibilidad de buscar alternativas en el largo plazo y por lo tanto ser modernamente agresivos en la elección del portafolio de inversión.

Se puede pensar que una familia con hijos grandes e independientes, ya ha salido de responsabilidades y puede dedicarse a lograr metas más por el deseo que por la necesidad. Por lo general y al estar próximos a la etapa de retiro están pensando a qué se van a dedicar cuando estén pensionados. Son un poco más conservadores y buscan la estabilidad del capital y en muchas ocasiones el propósito de la inversión es vivir de la renta.

Los pensionados prefieren estrategias de inversión muy estables y conservadoras. No les interesa arriesgar el capital y exponerlo a altas volatilidades de mercado. Es quizá la etapa en donde se refleja qué tanto la persona planeó financieramente su vida y por ello es importante cerrar este artículo con el tema del retiro.

Se puede decir que es un tema que cada vez mas se posiciona en la mente de los colombianos. A través de la educación en medios, los aportes de las administradoras de pensiones y en general de la literatura de inversión, ha sido posible que las personas comprendan que el retiro es un asunto que les pertenece y no es un trámite legal.

Experiencias de muchas familias y pensionados ponen a pensar a las nuevas generaciones acerca de la necesidad de consolidar un capital para la etapa del retiro. Por qué disminuir la calidad de vida, en el momento de dejar de trabajar. Por qué desaprovechar la oportunidad de dedicarse a la actividad soñada, precisamente cuando ya no hay que trabajar.

El retiro, es solo una de las metas que se pueden lograr, si se hace una planeación financiera juiciosa y ojala de la mano de un asesor experto.


fuente Skandia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.