Los profesionales se quieren ir

Mantener el recurso humano dentro de cada empresa parece ser el reto actual de las organizaciones latinoamericanas. Conseguir trabajo en el exterior y en los sectores de tecnología y finanzas son las aspiraciones laborales del empleado latinoamericano

Los profesionales se quieren ir Los profesionales se quieren ir

Más de un 56% de postulantes colombianos reconoció que le gustaría trabajar en el exterior en los próximos seis meses. Esta es la prueba patente de la realidad del empleado nacional. Una tendencia que comparte con los mexicanos, argentinos, chilenos y venezolanos que admitieron ver en el exterior un sitio de trabajo ideal con porcentajes del 29,49%, 27,17%, 22,67% y 37,6% respectivamente.


El estudio realizado por la firma colombiana Bumeran especializados en búsqueda de talentos y realizado entre 1.000 empleados y 1.000 empresas de países como Colombia, Brasil, Argentina, Venezuela, Chile, Perú y México buscaba conocer la situación y las tendencias de los trabajadores en América Latina.


Las cifras obtenidas por este informe muestran el peligro que corren las empresas de perder de forma acelerada personal calificado en el que han invertido tiempo y dinero. Esto sin contar el costo de los problemas que puedan surgir en los negocios de cada compañía.

Otra tendencia arrojada por el estudio es el incremento, cada vez mayor, de empleados que ven en el empleo independiente una alternativa de vida cómoda y rentable. Las cifras que respaldan está información son del orden de más del 30% en Argentina; 29,33 en Chile; 8,21% en México; 18,75% en Colombia y 17,35% en Venezuela.

“Es vital que las empresas aprendan a conocer a sus empleados, conocer que los motiva y cuáles son los alicientes reales, para establecer políticas eficientes que puedan aumentar su productividad y la de sus compañeros” dijo Mónica Martínez, gerente General de Bumeran.com Colombia.

Pero los inconvenientes de la rotación de personal no sólo afectan a las grandes empresas que ven como su recurso humano, en el que han invertido tiempo y dinero se va en busca de otros horizontes. La rotación permanente también afecta al empleado al no permitirle desarrollar plenamente su perfil profesional

La rotación del personal puede causar problemas que cuesten a las empresas o a las oportunidades de los trabajadores. Una persona que está buscando un empleo mientras trabaja no es tan productiva como puede ser, lo que se traduce en pérdidas económicas para la empresa, de acuerdo con Orlando Piedrahita, Director Financiero y Administrativo de Permoda. “La rotación de personal causa costos a las empresas en todo lo que implica el proceso de reenganche y capacitación. En el caso de Permoda, el retiro de una persona causa traumatismo al área en que se desempeñaba porque se produce una baja de productividad; los resultados del área se ven comprometidos y en muchas ocasiones las personas cercanas a esa área, que trabajan en otras dependencias, deben ponerse al frente de la misma y dejar al día el trabajo del que se va lo que implica un mayor esfuerzo porque deben desempeñar doble función”, dice.

Otro de los costos en los que incurre la empresa “Es el proceso de selección que inicia con el reclutamiento; análisis de hojas de vida y entrevistas; cuando se selecciona el candidato, hay que hacerle todos los exámenes, visita domiciliaria y en algunos casos la prueba del polígrafo. Una vez terminados estos procesos viene la capacitación y adaptación a la organización, todos estos procesos implican costos muy altos a las organizaciones, concluye Piedrahita.

Para Catalina Giraldo, Jefe de Selección de Recursos Humanos de Colombiana Kimberly Colpapel, “la rotación de empleados en la empresa es baja, cuando se abre una vacante lo primero que se tiene en cuenta es el personal interno porque conoce el tema cultural, la empresa y el negocio. El entrenamiento de los empleados internos cuando son relevados a un nuevo cargo es más rápido y esto hace que los costos de rotación sean realmente bajos.

Por supuesto, la situación de los empleados en Latinoamérica tiene dos caras y también se presenta el caso donde si un empleado ve que tras años de esfuerzo se siente mal pagado o ve que su trabajo no es apreciado, esto afectará negativamente no sólo su caso si no el entorno laboral.

¿Por qué se van los empleados?

Dentro de la investigación realizada también se dio particular importancia a la migración laboral. En Colombia hay datos como los siguientes:

La lista de razones para el cambio, según los empleados encuestados, la encabeza el deseo de conseguir una mayor remuneración (55,32 %), seguida de la percepción de encontrar en el exterior mejores perspectivas de desarrollo laboral (31,91%), una mejor seguridad laboral (10,64%) y finalizando con un 2,13% que cambiaría en busca de un mejor jefe.

Por otra parte el estudio también buscó determinar, desde las perspectiva de las empresas, los principales motivos por los cuales los empleados se movían hacía otras compañías.

Los resultados desde este ángulo concordaron en que la mayor motivación para las migraciones laborales eran las mejores ofertas económicas (38,46%), seguidos de los problemas con los superiores, con un abultado 30,77%, mientras que perciben que la falta de capacitación y el estancamiento profesional seguían en importancia. Obtuvieron 23,08% y 7,69% de las respuestas respectivamente.

Cuando se observan los resultados de la encuesta en América Latina, se encuentra que el germen para la migración laboral no desaparecerá en plazos cortos. De hecho el 26% las empresas dijo que no espera hacer aumentos de sueldo a sus empleados en los próximos seis meses. De esa forma, la búsqueda de puestos en el exterior continuará.





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.