El efecto piunch

En Europa y los E.U. se ha dado a conocer, con gran despliegue, el PIUNCH, la solución al tema de la absorción de radiación producida por los aparatos celulares.

El efecto piunch El efecto piunch

En una sociedad donde una de cada dos personas tiene un celular, es inevitable ignorar los riesgos físicos a los que los usuarios están expuestos al llevar consigo todo el día el aparato.

Existen múltiples estudios, realizados por expertos en el tema, sobre las altas probabilidades de desarrollar tumores en las glándulas salivales (situadas a ambos lados de la cara) entre los usuarios de telefonía celular a diferencia de los no usuarios. Este tipo de noticias han causado tanto impacto en el mundo, que hace un par de años varios investigadores se han dado a la tarea de encontrar la manera para contrarrestar el efecto nocivo de las famosas ondas S.A.R (Specific Absorption Rate).

El PIUNCH, con patente internacional, es una pequeña goma antideslizante de unos cuatro centímetros, que absorbe las radiaciones emitidas por el aparato, transformándolas y redireccionándolas hacia su antena, evitando así la penetración radioactiva en el cerebro. La goma se adhiere a la parte posterior de cualquier modelo de celular. PIUNCH está siendo utilizado como soporte publicitario por diferentes empresas en campos tan diversos como la automoción, la medicina o la industria aeroespacial, todos ligados a tecnologías de punta.

Además cuenta con una antena incorporada que permite la amplificación de la señal en más de un 25%, ganando en calidad de recepción y emisión del aparato. Los resultados obtenidos en los laboratorios certifican que esta mayor cobertura y claridad en la comunicación es variable en función de la frecuencia de la banda de transmisión de las operadoras.

Este novedoso aparto, en el que la industria Europea ha centrado su atención, estará próximamente al alcance de todos, gracias al compromiso de los empresarios españoles convencidos del éxito de este producto en Colombia


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.