Yo, móvil

El crecimiento de los teléfonos celulares ya no es noticia. Basta mirar alrededor para ver pantallas por doquier.

La industria tecnológica ha creado aparatos que superan el número de personas. La industria tecnológica ha creado aparatos que superan el número de personas.
;
BBC

Los entusiastas de la tecnología, claro, disfrutan cada año la llegada del Congreso Mundial de Celulares en Barcelona, que se celebra por estos días. Nuevos dispositivos se anuncian, otros más se vuelven obsoletos.

Pero toda está fiebre ha traído consigo un cambio en los consumidores, una forma diferente de ver el mundo.

La puerta está abierta. Vamos a hacerle un ultrasonido al mercado móvil y a descubrir qué le depara éste a América Latina.

Penetración
El ritmo al que los teléfonos inteligentes están penetrando en el gusto de los consumidores es impresionante, como puede verse en varios países del mundo. La gráfica de arriba (con datos de comScore) muestra el porcentaje de teléfonos celulares que son inteligentes en cada país.

En EE.UU. en 2011 -por primera vez en la historia- se vendieron más dispositivos de última generación que teléfonos celulares convencionales.

Eso podría ocurrir en América Latina entre 2016 y 2017.

Las personas entre 24 y 35 años -sobre todo profesionistas- están encabezando el cambio. Pero la reducción de precios y los teléfonos inteligentes de baja gama (muchos de los cuales llegaron de la mano de Android) también están impulsando el cambio en el mercado.

Social

La explosión de las redes sociales se ha catapultado gracias al uso de los teléfonos celulares.
La mitad de usuarios en EE.UU. y Canadá usan sus teléfonos para revisar redes sociales y blogs al menos una vez al día. Y cada vez pasan más tiempo en ellas desde la comodidad de una pantalla táctil.

Pero además muchos de ellos no sólo interactúan con familiares y amigos. Cada vez más los internautas móviles usan sus celulares para establecer una comunicación con empresas, marcas y organizaciones.

¿Saben cuál será la consecuencia? Esperen más publicidad e interacción de marcas con sus clientes a través de teléfonos inteligentes.

De compras

Si bien la gráfica de arriba se refiere al uso de teléfonos inteligentes en un ambiente de compras en Estados Unidos, algunos patrones de conducta pueden extrapolarse a otros mercados. Alrededor de la mitad de usuarios en España y Canadá, por ejemplo, usan los celulares inteligentes como herramienta de compras, según comScore.

Los números indican que, cuando van de compras, las mujeres usan más los teléfonos inteligentes como una experiencia social. Toman fotos de los productos, las envían a amigos y familiares, etcétera.

Los hombres parecen más inclinados a buscar más información escaneando el código de barras para ver otras características del producto o comparar precios en internet.

Sea cual sea su uso, lo cierto es que los teléfonos inteligentes serán utilizados cada vez en un ambiente de compras. Los analistas indican que las tiendas ahora tendrán que competir contra otros establecimientos comerciales dentro de sus paredes.

Quienes sepan hacerlo -quizá ofreciendo descuentos a usuarios móviles- podrán graduarse, quienes no sepan cómo aprovechar este nuevo escenario, podrían quedar rezagados.

La llamada "cuarta pantalla" (después de la televisión, la computadora y el teléfono celular) está cobrando auge. Su crecimiento demuestra que a final de cuentas nos dirigimos hacia una época en la que los usuarios parecen haber decidido que tener varios dispositivos no es una mala opción.

En sólo dos años -indica comScore- las tabletas crecieron porcentualmente lo que a los teléfonos celulares les llevó siete años.

Parte de su éxito se debe al hecho de que debido a la fuerte competencia de ecosistemas (Android vs Apple vs BlackBerry, etc...) estos dispositivos se han vuelto más baratos.

Además, es interesante que la tableta se ha convertido en una extensión del teléfono celular para un buen número de usuarios. En EE.UU. 14% de usuarios de teléfonos inteligentes también tienen una tableta. El 10,3% en España.

¿Y América Latina?

Las cosas en la América de habla hispana aún no alcanzan los niveles estadounidenses o europeos, pero están creciendo a pasos agigantados.

En 2011 uno de cada cinco teléfonos celulares vendidos en la región fue inteligente, según Pyramid Research. En 2016 -como indica la gráfica superior- llegarán al 46% del mercado.

Si bien el precio continúa siendo un obstáculo para el crecimiento del mercado, la introducción de planes de prepago de datos está acelerando las cosas. Después de todo 8 de cada 10 planes en la región son de prepago.

A la larga, a los propios proveedores del servicio les interesa ampliar la base del mercado. Y eso se traducirá en más dispositivos móviles inteligentes.

Teléfonos van, teléfonos vienen. La fiesta anual en Barcelona seguirá ahí mostrando los nuevos dispositivos.

Pero las personas cambian. Cada vez más un gran número de ellas tienen acceso a una basta cantidad de medios y contenidos en la palma de su mano.

La era y el auge de los dispositivos móviles están poniendo un mundo de información en la palma de nuestra mano.

De nosotros depende aprovecharla al máximo y hacerla trabajar en nuestro beneficio. A fin de cuentas con o sin tecnología, seguimos siendo humanos.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.