Separados financieramente

Tal vez le parezca raro escuchar que muchas parejas toman la decisión de casarse o de compartir su vida juntos, pero sobre las finanzas prefieren vivir separados. Los siguientes consejos le servirán para que la independencia financiera no se convierta en un problema marital.

Archivo Semana Archivo Semana

Los siguientes consejos, le pueden servir más como una reflexión acerca de cómo es la vida financiera de usted y su pareja. Muchas parejas deciden mantener sus finanzas por separado, aún después de haberse casado.

¿Cómo se debe manejar esta situación? FinanzasPersonales.com.co le ayuda con estos consejos:

1. Utilice una cuenta para todas las cuentas comunes. Antes de pagar una factura, asegúrese de que la van a pagar los dos. La mejor manera para que esto suceda es mantener una cuenta conjunta con la que pagan todo en la misma proporción.

2. Use una segunda cuenta de ahorro. Aunque sus finanzas sean independientes, deben tener objetivos comunes para financiar, como comprar una casa o irse de viaje. Si tienen una cuenta de ahorros dedicada solo para estos objetivos, les servirá para asegurarse de que los dos están aportando la misma cantidad de dinero semanal o mensual para conseguirlos.

3. Todo lo demás manténgalo aparte. Si optaron por mantener una vida financiera separada, no es recomendable utilizar tarjetas de crédito conjuntas. Al final, a ninguno de los dos le va a gustar responder por las deudas del otro.

4. Compartir sus datos personales. Estar separados financieramente no quiere decir que no tienen que compartir qué pasa con su dinero. De esta manera, en caso de emergencia, su pareja sabrá cómo manejar la situación financiera. Además, podrán aprender de los errores que cada uno cometa al manejar el dinero.

5. Sea respetuoso. No presione demasiado a su pareja sobre cómo manejar el dinero. Las personas cuentan con distintas personalidades financieras que se deben conocer antes de tomar la decisión de casarse.

6. Tenga cuidado con las compras grandes. La compra de activos de alto valor como electrodomésticos, carro, casa, puede significar un problema para las parejas separadas financieramente. La razón es que si la relación no funciona, tendrán que entrar en un proceso de repartición de bienes que no siempre termina bien. Trate de que estas propiedades queden a nombre de los dos y sean financiadas por cada uno en la misma proporción.

7. No deje que su pareja maneje sus finanzas. Si han decido que serán financieramente independientes, desde el principio usted debe mantener el control de su dinero. Aunque no es la idea, si se llega a separar, podrá entender bien en la situación financiera que queda y las deudas e inversiones que tienen por separado.

8. Tenga listos todos los documentos legales en caso de accidente. Siempre está la posibilidad de un accidente fatal que lo deje herido, incapacitado, o lo que es peor morir. Desde ya planifique ¿cómo le afectaría esto a su pareja? ¿cómo quiere que se manejen las cosas, quiere que ella administre todo mientras usted no está?¿le va a dejar cualquiera de sus activos? Deje listos todos los documentos legales que expresen su voluntad en caso de una emergencia.

9. Tenga un plan si hay desigualdad de ingresos. Puede que el ingreso de los dos sea parecido en la actualidad y que los gastos se repartan por igual siempre. Pero, póngase a pensar si llega a pasar lo contrario, que alguno de los dos obtenga un ascenso y la diferencia de ingresos aumente de forma considerable. Prevenga malentendidos antes de que esto pase y discuta sobre el tema.

10. No siempre funciona el 50 - 50. Del nivel de ingresos de cada uno y el uso que le den a los recursos del hogar, dependerá el porcentaje que cada uno aporte a las cuentas comunes. Siempre trate de ser justo y mantenga las líneas de comunicación abiertas, para que su relación financiera funcione también como la matrimonial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.