¿Qué cubren las nuevas pólizas de automóvil?

Todo lo que usted creía saber sobre el seguro de automóviles es obsoleto.

Archivo Semana Archivo Semana

El desplome del dólar y los nuevos acuerdos comerciales han producido una fuerte caída en los precios de los vehículos nuevos. De hecho, se estima que este año será récord, con unas 330.000 unidades vendidas, en su mayoría importados. Este boom también ha producido una queja recurrente entre quienes adquieren el seguro de automóvil: su prima no cae al mismo ritmo al que se deprecia el valor de su carro.

Según los aseguradores, un seguro es para reparar el daño (indemnizar) y no para enriquecer. Esto es, para comprar un carro de similares características al que tenía en el momento del siniestro. De lo contrario, los incentivos para cometer fraude serían muy grandes.?Pero, más allá de esta percepción, la mayoría de las personas no entiende qué está comprando realmente al adquirir un seguro de auto. Estas son las claves.

¿Qué está asegurando?

Al comprar un seguro de autos se está protegiendo no solo de la posibilidad de que le roben el carro (pérdida total por hurto) sino de los daños materiales que pueda tener en caso de un accidente (pérdida parcial o total por daño) o que pueda causar a otros (daños a bienes de terceros) incluyendo las muertes o lesiones (el concepto de responsabilidad civil).

Por esto, el costo del seguro no es un reflejo exclusivo del valor del vehículo. Es también una manifestación de los costos de la mano de obra para la reparación, los costos de repuestos, que aumentan al ritmo de la tecnología, y los valores de indemnización por responsabilidad civil, que son crecientes debido a una legislación cada vez más estricta. Hoy, un juez penal podría imponer sanciones por perjuicios morales de hasta 1.000 salarios mínimos ($536 millones) por la muerte o lesión de una persona en un accidente de tránsito, lo cual lo puede dejar no solo en la cárcel, sino en la calle.

De hecho, según Fasecolda, de los siniestros pagados a julio de este año, 53,7% fue por pérdidas parciales por daños; 18,3% por pérdida total por daños, 15,4% por responsabilidad civil, 11,2% por pérdida total hurto y 1,4% por pérdida parcial correspondiente a hurto. Hace un lustro, la responsabilidad civil pesaba menos de 5% de los pagos.

Recomendaciones

Al adquirir un seguro, no busque el más económico, revise más bien la protección que está adquiriendo. Sobre todo, la responsabilidad civil. Recuerde que lo barato sale caro.

Conozca y use los beneficios adicionales que le ofrece su seguro, como carro-taller (desvares), grúa, asistencia jurídica y conductor elegido (un chofer en caso de que haya tomado).

No haga pequeños reclamos pues puede perder los descuentos que ofrecen las compañías y generar un aumento en el porcentaje que usted tendrá que asumir en caso de un accidente mayor (deducible).

El seguro es un contrato, léalo y pregunte por los amparos, deducibles, descuentos y servicios. Busque un asesor y no un vendedor de seguros. No debe haber letra pequeña.

Tan solo 30% del parque automotor tendría un seguro voluntario a julio de 2011. Esto es, 1’693.963 vehículos. De estos, 81,2% serían carros livianos, 11,6% vehículos pesados y únicamente 5,6% corresponde a motos.

Controversia regulatoria

Legalmente no es posible asegurar la ejecución de un delito. Y, dado que conducir bajo los efectos del alcohol o alucinógenos está comenzando a considerarse como tal, si usted maneja borracho el seguro podría no responderle. Sin embargo, hay compañías que tienen un “amparo patrimonial” pues aseveran que es para proteger a la víctima y no la irresponsabilidad del conductor ebrio.

Los riesgos

3.144 personas han muerto en accidentes de tránsito a nivel nacional entre enero y agosto de este año. La gran mayoría son jóvenes entre los 20 y 34 años. De estos, 43% son motociclistas y 22% peatones.

5.502 personas murieron en 2010 y 39.279 resultaron heridas en accidentes de tránsito, según datos de Medicina Legal. El domingo es el día en que se registran más víctimas.

1.890 autos han sido robados en Bogotá en lo corrido del año hasta septiembre.

Esto significa que mientras se roban cerca de 7 vehículos diariamente, hay más de 15 muertos y 108 lesionados cada día en accidentes de tránsito. Esto muestra que el mayor riesgo de manejar es estrellarse.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.