No todas las enfermedades mentales son hereditarias

Pese a la creencia arraiga entre la gente, un estudio revela que las probabilidades de que un hijo herede una falencia mental no supera siquiera el 10%.

SXC: Los estudios de enfermedades hereditarias siguen en la búsqueda de mejoramiento de las condiciones de los hijos. SXC: Los estudios de enfermedades hereditarias siguen en la búsqueda de mejoramiento de las condiciones de los hijos.

Más de la mitad de los casos de incapacidad mental grave provocados por defectos genéticos son resultado de mutaciones al azar, no consecuencia de la herencia.

Los hallazgos de la investigación en pequeña escala dan esperanza a los padres de niños nacidos con incapacidades intelectuales graves y a los que les preocupa tener otro bebé con la misma limitación, dijo Anita Rauch, investigadora del Instituto de Genética Médica en Zurich y una de las principales autoras del estudio.

Rauch examinó las características genéticas de 51 niños, tanto de sus padres como de un grupo de control. La investigación concluyó que, al menos en el 55% de los casos, no había prueba de que los padres portaban genes defectuosos responsables de la discapacidad.

Razones de peso

"Las posibilidades promedio de tener otro hijo con la misma discapacidad suelen estimarse en 8%, pero si sabemos que fue causada por una mutación al azar las posibilidades de que vuelva a presentarse se reducen en forma dramática", afirmó Rauch.

Hans-Hilger Ropers, director del Instituto Max Planck de Genética Molecular en Berlín, quien no participó en el estudio, dijo que los datos científicos básicos parecen sólidos, pero hizo notar que excluyen a niños cuyos padres eran parientes sanguíneos, por lo que los resultados pudieran estar predispuestos hacia las mutaciones al azar.

Ropers dijo que un estudio de mayor envergadura que incluyera a personas de diversas partes del mundo donde el matrimonio entre parientes consanguíneos es más común podría producir resultados distintos.

Muchas probabilidades

Sin embargo, manifiesta que el estudio sí ayudó a explicar por qué la frecuencia de niños nacidos con discapacidades intelectuales se mantiene estable en alrededor del 2%. Si la mayor parte de las discapacidades fueran heredadas entonces se esperaría que disminuyeran en frecuencia porque es menos probable que la gente que las padece tenga hijos.

"Como la gente con discapacidad mental rara vez tiene hijos, se esperaría que la frecuencia de defectos genéticos responsables de ello disminuyera con el tiempo", afirmó Ropers. "Como no hay prueba de que así sea, la pérdida de defectos genéticos debe ser compensada con nuevas mutaciones".

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.