Mujeres divorciadas, ¿inevitable desastre financiero?

Un estudio publicado por la Universidad de Connecticut muestra que después de varios años de haberse divorciado, una mujer recibe la mitad de los ingresos que recibe la que continúa casada. Al final, el estudio concluye que permanecer casado puede conducir a una mayor seguridad económica.

Archivo Semana Archivo Semana

El profesor de economía de la facultad de Liberal Arts de la Universidad de Connecticut, Kenneth Couch, realizó una encuesta a más de  600 mujeres que se divorciaron en los años 70. El investigador encontró que las mujeres separadas perdieron bienestar financiero frente a las que se mantuvieron casadas y a las que se volvieron a casar.

Los datos encontrados por Couch revelan que:

·   Las mujeres divorciadas reciben mesadas de US$1.000 al mes.

·   Las mujeres divorciadas que volvieron a casarse reciben mesadas de US$2.000 al mes.

·   Las mujeres que siguen casadas reciben mesadas de US$2.200 al mes.

Esto no es tan buena noticia, si se tiene en cuenta que para los colombianos nacidos entre 1960 a 1964 la tasa de divorcios y separaciones alcanza el 45,5% de los matrimonios contraídos. Además, actualmente el índice de divorcios establece que uno de cada dos matrimonios que se celebra anualmente termina en separación y un 50% de las parejas que no se divorcian tienen relaciones insatisfactorias.

Entonces, si permanecer casado conduce a mayor seguridad económica hay que tomar medidas para el 50% de las parejas que deciden casarse para evitar no enfrenten problemas financieros en el futuro.

Y no sólo las finanzas se afectan. Según la Organización Mundial de la Salud OMS, el divorcio causa estrés crónico y un matrimonio infeliz incrementa en 35% las posibilidades de enfermarse y acorta la expectativa de vida en un periodo de 4 años.

Plan económico

El resultado de la Universidad de Connecticut, aunque no es tan novedoso, deja claro que cada mujer necesita un plan sólido para su bienestar económico. Toda mujer necesita establecer un plan para su seguridad financiera antes, durante y después del matrimonio, a pesar de que el  proceso pueda ser extremadamente difícil.

En muchos sentidos, el divorcio conoce los límites económicos. Incluso para una mujer con mucho dinero, puede haber divorcio desastroso financieramente, así como puede ser una oportunidad para asegurar un futuro económico estable. La diferencia radica en la forma de analizar cuidadosamente sus finanzas actuales y elaborar un plan financiero para su bienestar futuro.

Cuando se trata de divorcio, solo hay una oportunidad de hacer las cosas bien. Es por eso que hay que proceder con cautela. Es obligatorio pensar siempre en términos financieros, de modo que cuando se enfrente a una separación, pueda actuar con prudencia para asegurar un futuro económico estable.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.