Los hombres paisas son los más insatisfechos con su apariencia física

Un estudio de la marca de cosméticos Yanbal revela que el 16% de los nacidos en Medellín se sienten insatisfechos con su físico, mientras que los bogotanos llegan al 11%, los barranquilleros al 9%, y solo el 6% de los caleños se siente a disgusto con su apariencia.

Los paisas tienen fama de "trabajadores", pero no de feos. Los paisas tienen fama de "trabajadores", pero no de feos.

La encuesta Sensor de la Mujer Colombiana 2012,  consultó a 1.200 personas, entre mujeres y hombres de Bogotá, Barranquilla, Calí y Medellín, no solamente para indagar sobre la conformidad de la apariencia sino también en asuntos laborales como el acoso en el trabajo.

"En general en estas cuatro ciudades de Colombia, el Sensor 2012 revela que estamos muy satisfechos con nuestra apariencia física, pero los hombres de Medellín son los menos complacidos con su apariencia, esto se puede relacionar con el efecto comparación que se produce con las mujeres antioqueñas,  ya que estas son las más satisfechas con su fisico" agregó Mónica Santamaría, asesora externa del Sensor Yanbal.

Deporte y Belleza

Según el informe las mujeres dedican menos tiempo que ellos a cultivar estilos de vida y hábitos saludables, y se concentran mayoritariamente en hacer dietas y realizar actividades individuales como caminar e ir al gimnasio.

En general le dedican muy poco tiempo al deporte o a la práctica regular de alguna actividad fisica porque deben combinar su trabajo con la realización de  las labores domésticas y el cuidado de los hijos.

De hecho, el 44 por ciento de las mujeres encuestadas revela no realizar nunca actividad física. Sin embargo, las mujeres mas deportistas se encuentran en Cali y en Medellín, y en el caso de los hombres en Barranquilla y Cali.

Acoso laboral  

Para la mayoría de las mujeres y los hombres entrevistados, y en general para los colombianos, el acoso sexual/laboral en el lugar de trabajo es una conducta que persiste y se rehusa a desaparecer, con el 85% de ellas y el 80% de ellos considerándolo como una problemática que afecta sus vidas y su desempeño laboral.

Ya en los Sensores de 2010 y 2011 el 89% y 76% de las colombianas respectivamente, se habian pronunciado acerca de la ocurrencia generalizada de este fenomeno en los lugares de trabajo de Colombia.

 
Por ciudades, hay mayor sensibilidad al problema en Barranquilla (89% para las mujeres y 87% para los hombres) y Cali (89% las mujeres y 88% los hombres) que en Bogotá (85% y 77%) o Medellin (78% y 81%).

Bogotá, adicionalmente, es donde mayor diferencia se observa entre los dos géneros acerca de la presencia del hostigamiento o "matoneo" laboral. Sin embargo, en estas cuatro ciudades las mujeres siempre tienen una percepción más alta de su ocurrencia, especialmente para aquellas con un mayor nivel educativo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.