Lista de verificación financiera antes de casarse

Una de las ventajas del matrimonio es compartir los gastos. Sin embargo, una de cada tres personas le miente a su cónyuge sobre el dinero. Por eso, antes de pronunciar "si, acepto", conozca el comportamiento financiero de su pareja.

Una crisis económica familiar puede llevar a la ruptura de todas las emociones si desde antes no se tiene un plan para abordarlas. Una crisis económica familiar puede llevar a la ruptura de todas las emociones si desde antes no se tiene un plan para abordarlas.

No es un secreto que las finanzas se puedan convertir en un problema en los matrimonios. y llevar a la desconfianza, que al final, desencadena un divorcio. Una crisis económica familiar puede llevar a la ruptura de todas las emociones si desde antes no se tiene un plan para abordarlas.

Los expertos coinciden que los matrimonios en este aspecto se pueden blindar con acciones preventivas. Conocer la filosofía y las costumbres financieras de la pareja antes de casarse son la base de un proceso que en el futuro evitará congestiones y problemas.

Siéntese con su pareja y realicen esta lista de verificación y decida totalmente a conciencia si dice “acepto”.

1.  Hablar de influencias en la infancia

Para saber las perspectivas de su pareja con el dinero y de su compatibilidad financiera es importante que comprenda cómo se formó. Hable acerca de los hábitos de los padres hacia el ahorro, el gasto, la comunicación y de cómo pueden influir en su comportamiento actual. Es igual de importante saber la conexión emocional con el dinero. Por ejemplo, si le teme a quedarse sin dinero o si es un componente importante para mantener su autoestima alta.

2.  Aprenda pasado financiero de su pareja y el presente

Es mejor saber lo qué es o puede llegar a ser su pareja. Para esto es importante aprender cómo ha conseguido sus cosas, cuál es su nivel de deudas importantes, qué negocios tiene y cuál es su comportamiento con la tarjeta de crédito. Saber si su pareja está reportada en Datacrédito es importante para no sorprenderse cuando, después de haberse casado, que no pueden realizar una compra grande juntos. En cuestión de dinero, no se puede tomar como desconfianza, es simple cuestión de seguridad y planeación.

3. Decidir si llevarán cuentas conjuntas o por separado

La decisión de estar separados financieramente absolutamente válida y práctica. Decida qué modelo llevarán en casa: cuentas separadas, conjuntas o una combinación de las dos. Si ambos trabajan, tiene mucho sentido tener presupuestos separados y pagar las cuentas de acuerdo al ingreso de cada uno. Las metas de ahorro y de compra deben ser conjuntas, pues hacen parte del sentido que tiene la unión y el matrimonio.

4. Esquema de ingresos y patrones de gasto

Hacer un presupuesto, identificar si es consumidor impulsivo o tacaño o si tiene ingresos fijos o variables, es muy importante para identificar y planear cómo se van a afrontar las finanzas como una pareja casada cada día. Además, cuando uno gana mucho más que el otro, evaluar la posibilidad de que la contribución sea basada en el porcentaje de ingresos y no en cantidades iguales.

5. Repartir los papeles financieros

Todos los roles dentro de la casa deben decidirse, entre ellos los financieros. Quién se encarga de pagar las cuentas, del pago de impuestos, de las inversiones de largo plazo, de que se cumpla el presupuesto, del fondo de emergencias. Dependiendo de la complejidad de los activos y del conocimiento de cada uno de los temas financieros se pueden repartir estas tareas. En caso de ser necesario, es bueno considerar ver a un asesor financiero.

6.   Asegúrese de que sus activos estén protegidos

Los acuerdos prenupciales o capitulaciones son los menos romántico que hay, pero pueden salvar su futuro financiero. Por lo general estos son útiles cuando uno o ambos tienen activos antes del matrimonio, esperan una herencia por parte de la familia o un negocio.

7.   Establecer metas financieras conjuntas

Planificar el futuro debe hacerse entre los dos, al fin y al cabo si se casa está pensando en el futuro. Temas como mejorar su casa, ahorrar para viajar, para pensionarse antes de tiempo, son vitales a la hora de armar el presupuesto familiar. Con esto descubrirá qué es importante para su pareja y tendrá tiempo suficiente para planificar el futuro.

8.   Considere implicaciones tributarias

Conversen con un contador para entender las implicaciones del matrimonio en el tema tributario. De esto dependerá cómo decide combinar sus finanzas y cuál es la mejor manera de comprar activos.

9.   Salvaguardar su futuro

Además del fondo de emergencia y el seguro de vida, hable con un abogado para dejar cubiertos ante cualquier eventualidad a las personas que dependen económicamente de usted.

10.   Sea claro acerca de los planes de la familia y de su carrera

Preguntas básicas para hacer: cuándo tengan hijos, si deciden tenerlos, cómo se va a administrar el dinero; si planea vivir con uno de sus padres o mantener a uno de sus padres cómo va a tratarse el tema. En cuanto a la carrera, quiere volver a estudiar, quiere irse del país, quiere un negocio propio. Estas respuestas le ayudarán a fijar sus metas financieras y los sistemas de organización, e identificar hacia dónde se dirigen como pareja y como profesionales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.