Las ocho prohibiciones del "Twitter chino"

Los más de 300 millones de usuarios de Weibo, la mayor red social de microblogs china, tendrán que respetar un nuevo código de uso impuesto por la compañía.

Los usuarios de Weibo no podrán convocar protestas ilegales o concentraciones masivas. Los usuarios de Weibo no podrán convocar protestas ilegales o concentraciones masivas.
;
BBC

Weibo, que se asemeja a Twitter, ha anunciado los términos de uso después de que el gobierno protestara por los rumores "infundados" que difunden los usuarios.

Según la información conocida hasta ahora, los infractores irán perdiendo puntos, de un total de 80, y a los reincidentes se les borrarían sus cuentas si los pierden todos.

Los usuarios con menos de 60 puntos recibirán una alerta y si se comportan bien durante dos meses consecutivos, su puntuación volverá a subir a 80.

Las ocho reglas, bautizadas "convención de la comunidad" prohíben a los usuarios usar el servicio para:

1. Difundir rumores.
2. Publicar información falsa.
3. Atacar a otros con insultos o comentarios denigrantes.
4. Oponerse a los principios básicos de la Constitución china.
5. Revelar secretos nacionales.
6. Amenazar el honor de China.
7. Promover sectas o supersticiones.
8. Convocar protestas ilegales o concentraciones masivas.

Además, se añade que los miembros no pueden usar "expresiones indirectas u otros métodos" para infringir las normas: en ocasiones los usuarios emplean nombres abreviados o usan claves para evitar ser identificados.

Según informa el blog The Tech in Asia la novedad no son las normas que, apunta, ya figuran en la ley china, sino el sistema de puntos y de eliminación.

Control de internet

"Es una nuevo ejemplo del control de internet en China, pero siempre habrá quienes puedan burlar las restricciones", valoró en conversación con la BBC el jefe del Programa para Asia del centro británico Chatham House, Kerry Brown.

"Desde hace tiempo los internautas usan códigos para expresar sus críticas de modo indirecto. Dudo mucho que estas reglas vayan a cambiar algo".

La noticia sobre las nuevas reglas apareció por primera vez en la prensa occidental en The Next Web, que citó una versión traducida de las reglas realizada por un grupo de voluntarios anónimos.

Este sistema se suma a un intento de acabar con el anonimato. El gobierno ordenó que para marzo la empresa dueña de Weibo, Sina, y sus competidores, Baidu y Tencent, se asegurasen de que todos sus usuarios hubieran proporcionado su verdadera identidad.

Sin embargo, Sina ha admitido que aún no ha cumplido por completo con la orden.

Golpe de Estado

El mes pasado, las autoridades obligaron a Sina y a Tencent a suspender durante tres días la posibilidad de comentar lo que publican otros usuarios para así evitar la difusión de rumores.

Entre los rumores que han molestado a Pekín se encuentran el asesinato del líder norcoreano Kim Jong-un y los preparativos de un golpe militar para derrocar al presidente Hu Jintao.

Las redes sociales chinas también se han visto obligadas a eliminar los comentarios que hicieran referencia a eventos polémicos, un control que es ejercido mediante un filtrado de las palabras clave.

Cuando el exjefe del Partido Comunista de Chongqing, Bo Xilai, fue destituido de su puesto en el Politburó, varias de estas redes no mostraron resultados para las búsquedas que contenían su nombre.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.