La presión arterial debe medirse en los dos brazos

La diferencia entre la medición de la presión arterial del brazo izquierdo y la del derecho puede indicar el riesgo que tiene la persona de sufrir enfermedad vascular e incluso sus probabilidades de muerte, afirman científicos.

Los sondeos han demostrado que el médico general promedio no lo hace la medición en los dos brazos Los sondeos han demostrado que el médico general promedio no lo hace la medición en los dos brazos
;
BBC

La práctica de medir ambos brazos debe hacerse rutinaria porque muchos médicos generales no lo hacen, agregan los investigadores en la revista The Lancet.

Los científicos del Colegio Peninsula de Medicina y Odontología de la Universidad de Exeter, Inglaterra, revisaron 28 estudios publicados sobre este tema.

Encontraron "evidencia significativa" de que una diferencia de 10mmHG (milímetros de mercurio) o más entre la presión sistólica (la alta) de un brazo y el otro incrementa el riesgo de enfermedad vascular periférica (EVP): el estrechamiento y endurecimiento de las arterias que abastecen a las piernas y pies.

Y una diferencia de 15 mmHG o más está asociada a un mayor riesgo de trastornos cardiovasculares y cerebrovasculares, por el empeoramiento del abastecimiento de sangre al cerebro, y de mortalidad por problemas cardiovasculares (un incremento de 70%) y problemas de salud en general (60%).

Cualquiera de los dos brazos puede mostrar una presión sanguínea mayor, pero lo que cuenta en este riesgo, afirman los científicos, es la diferencia entre ambas extremidades.

Reducción de riesgo

El hallazgo, afirma el doctor Christopher Clark, quien dirigió el estudio, apoya la necesidad de que esta medición de ambos brazos sea rutinaria en la clínica, porque muchos de los síntomas de la enfermedad cardiovascular y la cerebrovascular son "silenciosos".

Por ejemplo, una detección temprana de EVP puede llevar a intervenciones tempranas para reducir el riesgo de mortalidad, como dejar el tabaco, reducir la presión arterial u ofrecer al paciente tratamiento de estatinas para reducir el colesterol.

"Nuestros hallazgos indican que hay una fuerte asociación entre la presión sistólica de ambos brazos y la enfermedad vascular y mortalidad" dice el investigador.

"Y que las diferencias de 10mmHG o 15 mmHG o más podría ayudar a identificar a pacientes que están en riesgo y que necesitan análisis vasculares detallados".

El investigador afirma que a pesar de que las recomendaciones internacionales actuales establecen la medición de presión arterial en ambos brazos, ésta no se lleva a cabo.

"Los sondeos han demostrado que el médico general promedio no lo hace" dice el doctor Clark.
En un comentario en The Lancet, los profesores Richard McManus, de la Universidad de Oxford, y Jonathan Mant de la Universidad de Cambridge, afirman que "es necesario llevar a cabo más estudios para clarificar si las diferencias sustanciales entre los brazos deben conducir a un control agresivo de los factores de riesgo cardiovasculares".

"El establecimiento de estas diferencias debe convertirse en parte del cuidado rutinario de salud, y no debe ser una recomendación que es casi siempre ignorada" agregan.

Por su parte, Natasha Stewart, experta de la Fundación Británica del Corazón, expresa que la medición de la presión en ambos brazos para detectar enfermedad vascular es, en teoría, una tarea rápida y sencilla.

"Pero todavía será necesario llevar a cabo más estudios para confirmar estos hallazgos".

"Mientras tanto, es muy importante que otros factores de riesgo, además del control de la hipertensión, sean tomados en cuenta para establecer si el médico debe llevar a cabo análisis más detallados sobre el riesgo que tiene un paciente de enfermedad del corazón", agrega.

Estos factores incluyen la edad, el origen étnico y los antecedentes familiares del individuo, además de los riesgos del estilo de vida, como el tabaquismo, el alto colesterol, la obesidad y el estrés.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.