Indicadores Financieros

Personalidad

Impulsivos por naturaleza. Gracias a su temperamento impulsivo algunas personas son tremendamente exitosas, mientras que otras fracasan en la vida.

Gracias a su temperamento impulsivo algunas personas son tremendamente exitosas, mientras que otras fracasan en la vida.

Impulsivos por naturaleza

Según el experto mundial Nick Tasler un cuarto de la población tiene problemas por tomar decisiones impulsivas. Entrevista exclusiva con el autor.

¿De dónde surgió el interés por estudiar la impulsividad?

En parte se debe a que mi familia siempre ha sido impulsiva. Toda la vida nos mudamos constantemente porque mis padres querían probar cosas nuevas. Pero esto no fue una desventaja para mí. Todo lo contrario, me ayudó a tener una perspectiva más amplia de la vida. Entonces cuando empecé a estudiar psicología fue un proceso natural concentrarme en investigar las preferencias de la gente. Allí descubrí que no hay tal cosa como decisiones buenas o malas. Una decisión no es benéfica o dañina en sí misma. Todo depende de la persona y el contexto en que se toma.

¿Por qué una persona es impulsiva?

Los estudios muestran que principalmente las personas son impulsivas por herencia. Sin embargo, hay que distinguir entre dos tipos de impulsividad. Existe una impulsividad que es funcional, pero también, esta puede ser tremendamente dañina. Es decir, gracias a su temperamento impulsivo algunas personas son tremendamente exitosas, mientras que otras fracasan en la vida. Por ejemplo, nuestra investigación encontró que una persona impulsiva tiene el doble de probabilidad de ser emprendedora. Pero a veces, pasa con los emprendedores que cuando lo arriesgan todo, o se hacen millonarios, o caen en la ruina.

¿Qué tan dañina puede ser la impulsividad?

En el peor de los casos por culpa de la impulsividad puedes hasta perder la vida. En el libro relato varios ejemplos de tragedias gracias a decisiones impulsivas. Ya en cuanto a los negocios el impacto puede ser realmente dañino. Muchas empresas entran en dificultades, y hasta quiebran, por asumir riesgos innecesarios. Esta es tal vez la parte más triste. Hay empresas que no tienen problemas de mercados, de estrategia o de operaciones. El problema es la forma en que sus líderes toman decisiones. Como siempre, apostar en grande puede traer grandes réditos pero también grandes calamidades. Siempre todo va a depender de las circunstancias.

¿Cómo podemos mejorar la toma de decisiones?

Una buena decisión siempre tiene tres componentes: saber, pensar y hacer. Para esto es importante tener en cuenta las siguientes estrategias. Tómese el pulso, consulte a su anti-yo y decida!! Las buenas decisiones siempre van a depender del rumbo de la gente. Esto es tomarse el pulso. Si alguien no sabe para donde va realmente no va a importar si es impulsiva o recatada. Además es crucial consultar a su anti–yo. Todos tenemos un amigo o un familiar la cara opuesta de nosotros mismos. Consultar con ellos las decisiones importantes es una buena práctica. Y finalmente decida. Casi siempre decidir es mejor que no hacer nada.
                                                               
Autor: Carlos Andrés Vanegas
@carlosavanegast

Publicidad
Finanzas en Facebook

Conéctese con FinanzasPersonales.com.co