¿Existe el gen de la adicción a Internet?

En la actualidad, el término de la adicción a Internet sigue siendo controvertido, ya que en la medicina esta enfermedad aún no se reconoce como tal.

Foto DW: Solo el 50 por ciento de los afectados logra retomar exitosamente su vida real.

Foto DW: Solo el 50 por ciento de los afectados logra retomar exitosamente su vida real.
;
DW

Sin embargo, en Alemania, más de medio millón de personas son adictas al mundo virtual, sobre todo a los juegos online, el cibersexo y las redes sociales. Por ello, expertos en el campo de la adicción mediática, como Bert te Wildt, de la Clínica de la Universidad LWL, de Bochum, insisten en que la dependencia de Internet finalmente sea reconocida como enfermedad.

Según el científico, la adicción al mundo virtual empieza cuando la vida de una persona ya solo se centra en los juegos-online o en el sexo en Internet, de forma que la vida real deja de funcionar. Entonces se puede producir un sufrimiento parecido a la adicción a los juegos de azar. En consecuencia, los afectados desatienden el contacto hacia sus familiares y amigos y dejan de ir al trabajo o a la escuela.

Te Wildt dirige el nuevo centro ambulatorio de adicción mediática, que abrió este lunes (1.10.2012) en la Cuenca del Ruhr. Este ambulatorio especial está integrado a la clínica universitaria de Bochum, por lo que también es el primer centro de atención de su tipo en Renania del Norte-Westfalia. En Alemania, existen instituciones parecidas en Berlín, Hamburgo, Colonia o Hannover.

La adicción tiene fuertes consecuencias físicas y emocionales

El director del centro ambulatorio sabe lo difícil que es para los pacientes despedirse del mundo virtual: “como terapeutas tenemos que ayudar a los afectados a superar una tristeza igual a la tristeza que ocasiona la muerte de una persona. Se produce un vacío inmenso.” Además, la adicción puede tener fuertes consecuencias físicas y emocionales, algunos de los síntomas incluyen un aumento de agresividad y depresiones, así como sobrepeso, problemas de postura por estar sentados constantemente e insomnio.

En el centro especial de atención en Bochum, las formas de tratamiento se dan en terapias en grupo. En un juego de roles online, los pacientes, por ejemplo, se tienen que despedir de su avatar, su identidad virtual de juegos de Internet como “World of Warcraft”. La terapia también consiste en desactivar el estímulo: el paciente es sometido concientemente a una situación que despierta la adicción a Internet y tiene que aprender a resistir sus impulsos hasta que el estímulo desaparezca. Otra forma de tratamiento es animar al grupo de adictos a salir juntos a redescubrir el mundo real.

El gen de la adicción

No obstante, Bert te Wildt explica que la terapia en grupo es solo el comienzo necesario para salir de la adicción. Después de ésta, los pacientes necesitan, adicionalmente, años de apoyo psicológico individual. Las cuotas de éxito son parecidas a las del alcoholismo: un proyecto ambulatorio de Maguncia revela que solo el 50 por ciento de los afectados logra integrarse exitosamente a la vida real.

Un estudio de la Universidad de Bonn y del Instituto Central de Salud Mental (ZI) señala que una manipulación genética pueda ser responsable de la adicción a Internet. Se trata de la misma región genética afectada que también juega un papel importante en la adicción a la nicotina. Al contrario de lo que muchas personas opinan, según datos de la encargada alemana de drogas, Mechthild Dyckmans, los adolescentes no son los más afectados por la dependencia de Internet: la edad promedio es de 29,3 años.
 
Te Wildt apunta que está comprobado que los juegos de roles online de interacción masiva de usuarios pueden llevar a la dependencia: “en la investigación, el tratamiento y el diagnóstico tendremos que adaptarnos a un incremento de adictos a Internet.”






                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.