“El azúcar no causa diabetes”: estudio

Decir que el azúcar causa diabetes es un concepto erróneo. ¿Entonces puedo comer todos los dulces que desee? La respuesta es no, afirma una médica especialista en endocrinología de la Universidad del Valle.

Archivo Semana - La obesidad es una de las causas comprobadas de la diabetes. Archivo Semana - La obesidad es una de las causas comprobadas de la diabetes.

Aunque el azúcar no cause diabetes, el exceso de caloría sobrepasando las necesarias para el diario vivir, sumando a la inactividad, conducen al sobrepeso y/o la obesidad que son el principal factor de riesgo para padecer la diabetes tipo 2 con sus consecuentes complicaciones.

Esto se comprobó en un estudio aparecido en la revista científica “Cuidado de la diabetes” (Diabetes Care Abril 2003) en el cual se informa los resultados de un seguimiento que se le hizo a 39.000 mujeres mayores de 45 años, a las cuáles se les pidió responder a un cuestionario nutricional con evaluación de ingesta de 131 alimentos durante 6 años, comprobándose la aparición de 918 casos de Diabetes tipo 2 (DM2). Los investigadores concluyeron  que la aparición de estos casos de diabetes no estaba correlacionada con la ingesta de azúcar.

Matilde Mizrachi de Bernal, especialista en endocrinología y medicina interna de la Universidad del Valle, explica que se ha demostrado que el paso de esa expresión genética de la enfermedad va muy ligada a factores de riesgos tales como el sobrepeso y la obesidad en cualquier edad.

Además, si se presentan uno o más de esos factores de riesgo como son: historia familiar de diabetes en primer grado, inactividad física, hipertensión, alteración de los lípidos, diabetes gestacional, un bebé con un peso mayor a 9 libras o ciertas etnias como la nuestra, la posibilidad de desarrollar diabetes aumenta.

Una cuestión genética

Hay varios tipos de diabetes con causales multifactoriales, por ejemplo: la diabetes más común, la DM2, que representa el 90% de los diabéticos diagnosticados, está presente en todas las etapas de la vida y tiene un fuerte componente genético con algunos genes perfectamente identificados y vendrán más.

La especialista agrega que es importante aclarar que se denomina azúcar común o azúcar de mesa a la sacarosa (en ingles sucrosa), que está formada por glucosa y fructosa, que se obtiene principalmente de la caña de azúcar entre nosotros o de la remolacha en otros países.

En ámbitos industriales se usa la palabra azúcar para designar a las diferentes sustancias que tienen sabor dulce, aunque por extensión se refiere a todos los carbohidratos. En una dieta normal saludable entre el 45% y el 55% de la energía proviene de los carbohidratos.
La obesidad si es una causa

Se ha comprobado que existe un alarmante incremento del sobrepeso y la obesidad en todo el mundo y en todas las edades, constituyéndose en uno de los principales problemas nutricionales a resolver, inclusive en los llamados países del tercer mundo. “Es necesario entonces realizar esfuerzos coordinados para prevenir la obesidad y el sobrepeso especialmente en los niños”, afirma Mizrachi.

Por otro lado, el doctor Robert Lustig, profesor de Pediatría y Endocrinología de la Universidad de California San Francisco, al igual que otros investigadores han llamado la atención acerca de los efectos secundarios de la excesiva ingesta de fructosa, especialmente la de jarabe de maíz como fuente de energía, debido a su abundancia, bajo precio y capacidad endulzante ha sobrepasado al azúcar como el endulzante calórico preferido en la industria de alimentos.

Numerosos estudios han implicado indirectamente este excesivo aumento en el consumo de fructosa con las “epidemias” de obesidad, DM2, hipertensión y alteración de las grasas en los seres humanos.

El Instituto de Medicina de las Academias Nacionales de USA recomienda ante el problema que representan estas “epidemias” hacer esfuerzos coordinados a nivel gubernamental en las áreas de salud  pública, educación y medio ambiente, los cuales van desde campañas educativas en nutrición y prevención saludables, hasta refuerzos en las áreas de educación física, implementados a nivel de colegios, universidades y público en general.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.