Lo que hacen los millonarios los viernes en la tarde

Terminar la semana es un poco agotador para muchos, pero los grandes empresarios consideran que, dependiendo de cómo se termine un viernes, impactará el desempeño de la siguiente semana.

123RF 123RF

Las rutinas son casi que una forma de vida para grandes empresarios exitosos: desde acostarse temprano, como lo hace Arianna Huffington, hasta leer un libro durante una hora antes de dormir como lo hace Bill Gates.

Eso hace no sólo que el cuerpo reconozca también en qué momento del día ser más productivo, sino que permite llevar una organización y planeación de las actividades.

Así, los viernes en la tarde son días que marcan también una pauta: diferencian la semana laboral del fin de semana, que es un tiempo personal. De acuerdo con Business Insider, esto es lo que los grandes empresarios y personas exitosas hacen los viernes en las tardes:

1. Reflexionan sobre sus logros de la semana: implica reconocer el nivel de productividad. Así sean logros o “victorias pequeñas”, miran hacia atrás para saber que hicieron lo planeado. Según la sicología reconocer y valorar esos logros aumenta la autoestima.

2. Determinan las prioridades de la siguiente semana: dedican cinco minutos para planear cómo cumplir nuevas metas o corregir errores.

3. Establecen una agenda para la siguiente semana: las reuniones, entrevistas o visitas a clientes son importantes de establecer según prioridades. Esto lo que permite es que el lunes, que es un día pesado, sea más fácil de llevar porque ya habrá una ruta para seguir.

4. Agendan actividades para el tiempo libre: aunque muchos de los grandes empresarios son adictos al trabajo, lograr determinar qué actividades de ocio van a hacer les permite reconocer una recompensa a su labor. Es establecer un equilibrio para que no todo se convierta en trabajo.

5. Organizan y ordenan: Toman cerca de 15 a 30 minutos para limpiar y ordenar sus puestos, eliminar lo que es inútil, lo que está vencido o lo que falta por atender. Con esto logran ser más productivos desde el lunes.
6. Establecen una disponibilidad: notifican a sus clientes, empleados o compañeros de trabajo si estarán disponibles para atender llamadas o correos o si sencillamente se desconectarán por completo.

7. Planean el fin de semana: si no lo establecieron durante la semana, dedican un tiempo antes de salir de la oficina para navegar por internet y ver planes interesantes para estar con su pareja o con su familia. Con ello, quedan a la expectativa de lo que será un “buen fin de semana”.
8. Disfrutan del viernes: al menos dos horas en la tarde o durante la noche, dedican un tiempo para ir a cine, tomar un cóctel o simplemente pasar un rato viendo la televisión.
9. Agradecen y reconocen los logros de los demás: los verdaderos líderes reconocen cuándo se trabajaron jornadas difíciles pero que terminaron con éxito. El reconocimiento no sólo genera una sensación de bienestar para el jefe sino también para los empleados.

10. Se despiden de todos los empleados: es un simple acto de decencia. Decir “tengan un buen fin de semana” puede ser una frase inocua para muchos, pero muy valorada para otros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.