Desconecte los aparatos y disminuya su factura eléctrica

Los llamados vampiros pueden estar absorbiendo energía y dinero en su hogar. Muchas personas no saben o no son conscientes que al dejar los electrodomésticos enchufados, así se encuentren apagados, siguen consumiendo energía.

Sxc.hu Sxc.hu

Es desmedida la cantidad de energía que se desperdicia en los hogares al dejar conectados los electrodomésticos. A esto se le llama Corriente Vampiro, que por su estado de “espera o en stand by”, consumen energía así los equipos no sean utilizados, asegura José Manuel Cortés, Gerente de medición de eficiencia energética de CAM (Compañía Americana Multiservicios Ltda.).

Un ejemplo claro de esta energía es cuando un DVD se encuentra apagado pero conectado a la toma eléctrica, y de esta forma mantiene su consumo porque sigue funcionando la fuente de alimentación. Según la Agencia Internacional de la Energía, el consumo de los aparatos en modo de espera es de 1.6 kilovatios diarios, lo que representa entre el 5% y 10% del consumo de energía que gastan los electrodomésticos, en una casa promedio.    
      
Aparatos vampiro

Cuando usted tiene un televisor en funcionamiento consume 186 vatios, pero cuando está apagado y sigue conectado registra 2,88 vatios, que podría ser cero si está desconectado.

Además del televisor, existen múltiples electrodomésticos que consumen la energía vampiro, por ejemplo, los equipos de música y los cargadores del celular, este último es muy frecuente en los hogares colombianos; las personas los ponen a cargar en la noche hasta el día siguiente, y cuando lo desconectan, dejan enchufado el cargador, permitiendo que aumente el registro de energía.

De acuerdo con los indicadores de las empresas expertas en mediciones estas son las cifras promedio de consumo de los electrodomésticos cuando están apagados pero conectados:

·   Televisor común: 2,88 vatios (w)
·   LCD: 1,13 w
·   Aire acondicionado: 1 w
·   Cargador del celular: 0,26 w
·   Despertador 2 w
·   DVD 1,55 w
·   Equipo de sonido 1,66 w
·   Cafetera 1,14 w
·   Horno microondas 3,08 w y con la puerta abierta 25,79 w
·   Estufa conectada sin estar cocinando 4,21 w
·   Computador de escritorio 2,84 w
·   Portátil enchufado consume 8,9 w, y el cargador, es decir, la fuente del computador consume 4,42 w.
 
“Aunque en Colombia el costo del kilovatio es igual a cualquier hora del día para usuarios de tipo residencial, en horas de la noche las corrientes vampiro son más notorias”, argumenta José Manuel Cortés. Lo anterior se debe a que cuando la gente se acuesta a dormir, no hace uso de los electrodomésticos y sin embargo no los desconectan”, asegura el funcionario.

¿Cómo hacerle el frente a los vampiros?

Pese a que no hay un dispositivo para reducir la corriente vampiro, existen interruptores suplementarios que optimizan la conexión de varios equipos. Otra opción son los tomacorrientes múltiples con sensores de presencia, que inhabilitan los dispositivos innecesarios, obstruyendo el paso de energía. 

Para comprender el consumo que registran los electrodomésticos, es conveniente conocer su clasificación (de la A a la G), lo cual indica que son más o menos eficientes. Es importante que las personas antes de comprarlos, verifiquen con el fabricante el consumo de energía en reposo de los aparatos, se aseguren que estos sean amigables con el medio ambiente y generen el menor consumo interno posible.

En el sector industrial el registro de esta energía es diferente. “Si una planta tiene una producción de 24 horas, la corriente vampiro disminuye entre 3% y 5 % del consumo total de energía diaria. Mientras tanto en la parte administrativa, sí se refleja este consumo porque se dejan computadores, cargadores, escáneres e impresoras prendidas”, explica el experto de CAM.

Es por esto que, “en Colombia es conveniente que exista una normativa para que clasifiquen a los electrodomésticos como grandes consumidores de energía o como ambientalmente amigables”, comenta Cortés.

Sin embargo, es la educación en los hogares el camino para reducir notablemente el consumo de estas energías, que inciden de manera negativa en la factura.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.