Cómo evitar problemas financieros con su roommate

Vivir con alguien más suele ser emocionante pero asimismo puede ser perjudicial, especialmente para sus finanzas. Asegúrese de establecer ciertos parámetros con sus compañeros de vivienda para evitar problemas.

Cómo evitar problemas financieros con su roommate Cómo evitar problemas financieros con su roommate

Por eso hay situaciones en las que debe tener en cuenta varios elementos para evitar problemas o discusiones que pueden dañar una amistad por simplemente querer vivir juntos. Estos son algunos de ellos.

La búsqueda del apartamento
Si aún no tiene un lugar exacto en donde quiere vivir y está considerado buscar uno con un compañero, debe saber que no en todo van a tener el mismo gusto. Y en materias económicas, usted debe asegurarse que sea un lugar en donde van a terminar pagando cada uno la mitad. Pero por ejemplo, si usted va a gozar de menores beneficios (un cuarto más pequeño, no hay parqueadero, un baño sin ducha, etc.) tenga una discusión para definir si en verdad es justo que estén pagando el mismo precio.

Además, al momento de firmar un contrato, usted y su roommate están en cierta manera obligados a cumplirlo. Asegúrense de que van a poder hacerlo y efectivamente planean vivir en ese lugar por el tiempo que está siendo acordado en el contrato.

Las compras del apartamento
Es importante también que se tengan claras las cuentas cuando decidan comprarle objetos nuevos que necesite el apartamento. Desde electrodomésticos, hasta un sofá, estas compras deben quedar claras. Es decir que si usted por ejemplo pagó por la nevera y cuando se termine el contrato, ese objeto será suyo. Hacer una lista de los objetos y sus valores puede ser una solución.

Luego, cuando existan gastos de reparación que deban hacerse o compras adicionales, lo ideal es dividir la cuenta a menos de que el daño no tenga nada que ver con usted.

El pago del arriendo
Antes de siquiera mudarse a un nuevo apartamento o aceptar un nuevo roommate, asegúrese de conocer su estado financiero y si esa persona o su familia va a suministrar la cuota mensual de arriendo. Ambos deben conocer de manera clara el monto a pagar cada mes y el día en el que se hace. También por supuesto la forma de pago y la manera de cancelar el valor. Esta tarea no puede ser solo suya.

Gastos de servicios
También debe estar seguro de que ambos conozcan los gastos de los servicios que van a contratar (agua, luz, internet, gas, administración, etc.) y lleguen a un acuerdo si por algún motivo el precio incrementa. Asimismo, definan quién va a pagar los recibos de cada mes y de qué gorma para que nunca queden atrasados. Parece una charla aburrida pero es necesaria.

El mercado
Es un tema delicado pero muchas veces es la causa de una mala relación con un roommate. Si van a compartir un mercado, ambos deben pensar en los dos y en el buen uso y cuidado de los elementos que compraron. La comida tiene que durar para ambos al igual que los elementos de aseo. El precio debe ser dividido entre los dos y aunque no es necesario que siempre vayan juntos a hacer un mercado, lo mejor es guardar los recibos para evitar problemas. Si usted se antoja de algo que no es del agrado de su compañero, cómprelo por aparte.

Son muchos los factores que debe tener en cuenta para que una relación de roommates sea buena y sean pocos los problemas. Y aunque el tema económico es a veces complicado de tratar, debe hacerse para el buen entendimiento de ambos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.