Consuma, pero con cuidado

Estas son algunas recomendaciones que debe tener en cuenta para la Semana Santa al comprar alimentos y bebidas. El Invima pone en alerta a los consumidores.

Consuma, pero con cuidado Consuma, pero con cuidado

De acuerdo con los reportes de vigilancia epidemiológica, en las temporadas de Semana Santa y vacacionales aumenta el riesgo de adquirir enfermedades transmitidas por alimentos (ETA), por lo cual el Invima presenta a los proveedores y a la ciudadanía en general, algunas recomendaciones especiales:

Al adquirir pescado, observar que las escamas estén unidas entre sí y adheridas a la piel, que conserven su brillo metálico y los ojos estén transparentes, brillantes y salientes. El producto no debe tener aspecto desagradable o signos de descomposición. Los consumidores deben decidirse por establecimientos autorizados que cumplan las condiciones higiénicas para la venta de pescado, y comprar estos alimentos cuando se puedan llevar a casa inmediatamente, para no alterar la cadena de frío y evitar que se deterioren en el medio de transporte utilizado.

En cuanto al consumo de vinos, se debe verificar la integridad de las etiquetas y sellos, la coincidencia de su información y que no presenten roturas, daños, enmendaduras, sobrescrituras o impresiones defectuosas.

Los vinos deben contar con registro sanitario expedido por el Invima y tener impreso en la etiqueta el lote de producción. Se debe verificar además que no presente sedimentos, partículas en suspensión u objetos extraños dentro del líquido o contenido.

Al adquirir enlatados se debe verificar que el producto tenga un rótulo completo y que presente como mínimo la siguiente información: nombre del producto, número de lote, registro sanitario, información del fabricante o importador y fecha de vencimiento, ésta última en particular debe estar impresa en el rótulo o la lata, y no mediante adhesivo o con señales de adulteración.

El envase no debe presentar fisuras, abolladuras, óxido, abombamiento u otras señales de adulteración o deterioro y los envases abre fácil no deben presentar ningún tipo de fisura en el sello.

Frente a cualquier anomalía en este sentido, la ciudadanía debe abstenerse de ingerir estos alimentos e informar de inmediato a la Secretaria de Salud más cercana, a la Policía Nacional, y denunciar ante el Invima con el fin de proceder a revisar las condiciones de calidad y seguridad con que son preparados y almacenados estos alimentos.

Para los viajeros, el Invima presenta algunas recomendaciones muy puntuales:

· Lavarse las manos antes de comer.
· Hervir el agua o consumir agua potable tratada.
· Consumir sólo leche y derivados lácteos debidamente higienizados.
· En lugares públicos, preferir refrescos y bebidas embotelladas, que cuenten con registro sanitario.
· Evitar el consumo de pescados o mariscos crudos.
· Las frutas deben ser peladas y las verduras bien lavadas.
· Tener cuidado con la repostería y los helados por su fácil contaminación.
· Tener cuidado con las salsas y preparados que contengan huevos crudos.
· No interrumpir la cadena de frío de los productos refrigerados o congelados.
· Respetar las fechas de vencimiento de los productos.
· Rechazar los alimentos con envases abombados, oxidados o deteriorados

Ante cualquier inquietud, los ciudadanos pueden comunicarse al Invima al teléfono 2948700 Ext. 3920 y 3922, en Bogotá o a la línea gratuita de atención nacional 018000910192, o también al correo electrónico invimasal@invima.gov.co.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.