Sin seguro, no hay nada seguro

A propósito de los últimos acontecimientos de granizadas, inundaciones y desplome de viviendas, es bueno revisar si usted cuenta con los seguros básicos que protejan su integridad y la de sus bienes.

Sin seguro, no hay nada seguro Sin seguro, no hay nada seguro

Un buen seguro de vida puede aliviar la crisis de una viuda o unos huérfanos. Y un seguro de vehículo puede ayudar a enfrentar mejor las consecuencias de un accidente. Por eso, contar con los seguros básicos puede hacer que los imprevistos sean menos traumáticos.

Existen tres seguros básicos: de vida, vehículo y vivienda. El primero tiene como objetivo cuidar a sus dependientes (esposa, hijos, padres, entre otros) como también a sus asuntos pendientes. Este es un contrato que usted establece con la compañía de seguros y en la cual se especifica claramente que si usted fallece y la póliza esté vigente, la aseguradora se comprometerá a pagarle a su familia o a las personas que usted determine un monto estipulado. A cambio deberá pagar unas primas periódicas. La cobertura del seguro deberá reemplazar los ingresos que la familia dejaría de recibir en caso de su muerte.

En cuanto al seguro de vehículo, muchos contarán con este ya que al momento de sacar el préstamo la financiera obliga a tomar este seguro, a menos que se pague de contado la compra del auto. Para Efraín Quevedo, de la sub-gerencia de automotores de la aseguradora Generali Colombia, es importante tener en cuenta que el seguro de vehículo cuente con unas coberturas mínimas, por ejemplo, contra todo daño, que incluya responsabilidad civil o contra terceros. Este punto cubre accidentes en los cuales se producen lesiones o daños materiales a terceros (personas diferentes a usted). El segundo punto que deberá contar su póliza es que cubra gastos médicos que se produzcan como resultado de un accidente en donde el conductor y sus pasajeros hayan sufrido lesiones que ameriten atención médica. En tercer lugar está la cobertura contra muerte o discapacidad física, casi todos los seguros lo brindan. Por ultimo, es importante contar con un seguro que cubra contra daños causados por automovilistas sin seguro.

Para muchas familias, su terreno es su propiedad más valiosa y, muy seguramente, en caso de un siniestro será muy difícil recuperarla. Jorge Terreros, Director Técnico de Generali Colombia, explica que la cobertura básica de los seguros de propiedad debe cubrir incidentes producidos por incendios, rayos, calor, humo, deslizamientos, inundaciones, vientos fuertes etc. Se pueden contratar amparos adicionales como terremotos, huelga y asonada, conmoción civil o popular. También existen coberturas por sustracción, para equipo electrónico, responsabilidad civil. Cada uno de estos amparos depende de la necesidad de los clientes.

De igual forma, explica Jorge Terreros, “existen varios tipos de póliza, con características especiales dependiendo del perfil del cliente. Es por este motivo que existen diferencias tanto en precios como en deducibles y coberturas, hoy se cuenta con pólizas que cubren el hogar de las personas, para pequeñas, medianas y grandes empresas. También las hay para copropiedades”. Respecto a esta última, si el seguro individual de vivienda se le sale de su presupuesto, piense en asociarse con sus vecinos, con los otros dueños que vivan en su bloque de apartamentos y así podrán adquirir una póliza más económica para todos, más adelante cada propietario mirará si quiere un seguro adicional. No olvide aclarar con su corredor de seguros si la póliza cubre daños causados por terremotos e inundaciones, si no lo hace y usted vive en una zona propensa a este tipo de eventos, lo mejor es adicionarlos. Dormirá más tranquilo.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.