Responsabilidad Social para emprendedores

Muchos emprendedores no saben como hacer de su empresas una compañía socialmente responsable, algunos, de hecho, no tienen muy claro el concepto. Encuentre aquí algunas ideas y tips sobre responsabilidad Social Empresarial (RSE).

Responsabilidad Social para emprendedores Responsabilidad Social para emprendedores

Hoy los consumidores no sólo buscan un producto que pueda satisfacer una necesidad, que sea de calidad y no cueste mucho, sino que además sea amigable con el medio ambiente, que impulse de alguna manera el desarrollo de una comunidad y que venga de una empresa que garantice su compromiso con el progreso de una sociedad. La responsabilidad social es, entonces, una nueva manera de hacer negocio.

“Esas exigencias de la sociedad hacia las empresas, hacen que hoy en día todos los empresarios deban pensar en implementar buenas prácticas de RSE, que les permita mejorar sus sistemas de gestión, identificar nuevas oportunidades de negocio y minimizar los riesgos legales, sociales y ambientales de su empresa, con el objetivo de incrementar sus niveles de competitividad y sostenibilidad”, explica Patricia González, jefe de RSE de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Para empezar, hay que entender qué es la RSE. González la define como “la responsabilidad de una empresa ante los impactos económicos, sociales y ambientales derivados de su actividad. Un sistema de gestión que considera las expectativas de los grupos de interés relacionados con la empresa, a través de un comportamiento transparente y ético”. Por otra parte, Ricardo Pineda, gerente de proyectos de Compartamos con Colombia, agrega que la RSE es “el compromiso de las empresas para hacer una mejor sociedad y para que así, en el futuro, se beneficien con un mejor mercado y mayores oportunidades”.

En la RSE se está tan involucrado como se quiera

Cuando se trata de pequeñas y medianas empresas, se recomienda en primera instancia, “hacer una autoevaluación de sus prácticas empresariales en los diferentes ámbitos de la responsabilidad social, a saber: gobierno corporativo, organización interna, derechos humanos, bienes y servicios, proveedores, medio ambiente y comunidad. Esto con el fin de identificar las áreas donde tienen mayores oportunidades de mejora y diseñar un plan de trabajo que les permita priorizar sus acciones de RSE a implementar. Adicionalmente, las empresas pueden definir sus principios de responsabilidad social, sus valores y su política de sostenibilidad, de tal manera que estos se conviertan en los principios orientadores del quehacer de la empresa”, explica Patricia González.

“Para empezar todo el mundo tiene que estar bien. Antes de donar recursos, de crear un negocio inclusivo, o de disminuir el impacto ambiental que uno provoca, los empleados tienen que estar bien. Después sí se puede comenzar a pensar en hacer RSE sostenible, y crear, paralelo a eso, una cultura de responsabilidad social en la empresa. No importa si son cinco o seis mil empleados, hay que hacer que la gente se involucre en el tema”, dice Ricardo Pineda.

Añade por ejemplo, que en la mayoría de las empresas, los empleados quieren ayudar, por eso una buena manera de hacer RSE es organizando a los empleados, preguntarles cómo pueden ayudar, si están dispuestos a hacer donaciones, o a ser voluntarios en fundaciones. La idea es que se evalúe la cadena de valor y cada uno de sus eslabones.

¿Y qué ganan con todo eso? Los principales beneficios de la implementación de prácticas de responsabilidad social empresarial son:

· Mejoramiento de los sistemas de gestión
· Mayor motivación y productividad de los trabajadores
· Mejor clima laboral
• Disminución de los riesgos legales, sociales y ambientales
• Producción más eficiente y limpia
• Mejoramiento de la relación con los grupos de interés
• Aumento en la satisfacción de sus clientes, trabajadores, proveedores y demás grupos de interés.
• Incorporación de indicadores y estándares internacionales
• Generación de valores agregados y de aspectos de diferenciación frente a la competencia
• Fortalecimiento de la imagen corporativa y de la marca
• Incremento de la confianza de los inversionistas y socios.

Consejos de RSE para emprendedores:

1. Aprovechar y generar oportunidades de negocio asociadas al concepto de responsabilidad social, tales como los mercados verdes, los negocios inclusivos y los emprendimientos sociales.
2. Desde el arranque de las nuevas empresas, incorporar los principios y prácticas de RSE en su planeación y gestión.
3. Enfóquese en su primer grupo de interés, es decir, sus empleados.
4. Pregúnteles qué les interesa a ellos, si les interesa ayudar y en qué. Presénteles opciones de voluntariado, de donación, etc.
5. Entienda su cadena de valor y cómo puede ayudar, desde cada uno de los eslabones, a las poblaciones de bajos recursos.
6. Dependiendo del lugar donde está, entienda la comunidad. Establezca alianzas con otros emprendedores para ayudar a esa comunidad.

Los errores más frecuentes de las empresas al hacer RSE:

1. Pensar que sólo es para grandes empresas.
2. Creer que sólo tienen responsabilidad las empresas que ocasionan daños ambientales o sociales.
3. Considerar que la RSE solo implica hacer donaciones.
4. Creer que es sólo cumplir con la ley.
5. No involucrar a la alta dirección en la gestión de los proyectos de RSE.
6. Creer que la RSE es una cosa de una sola vez.
7. Pensar que la responsabilidad social es pagar prestaciones y salarios a tiempo.
8. No conocer y no entender bien la RSE, sobretodo los microempresarios y los emprendedores –dependiendo claro, de algunas características exógenas-.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.