Regulación para los cilindros de gas

Ahora los usuarios no serán los dueños de los cilindros, serán las empresas distribuidoras quienes tendrán que responder por el servicio y la calidad de estos.

El precio de cada uno esta determinado por el comité fiduciario de la CREG, los cuales son: para cilindros de 22 y 33 libras el precio de compra es de $59.981, para cilindros de 77 libras el precio de compra es de $140.925 y para cilindros de 100 libras el precio de compra es de $153.537. El precio de cada uno esta determinado por el comité fiduciario de la CREG, los cuales son: para cilindros de 22 y 33 libras el precio de compra es de $59.981, para cilindros de 77 libras el precio de compra es de $140.925 y para cilindros de 100 libras el precio de compra es de $153.537.

El cambio inició el primero de octubre y se espera que en todo el país finalice el 31 de diciembre de 2010. Despues de esta fecha ninguna persona podrá distribuir gas con cilindros universales (sin marca). Quien lo haga estará incumpliendo la ley.

En qué consiste el cambio
Los cilindros serán propiedad exclusiva de las empresas distribuidoras y ya no de los usuarios. Para esto las empresas prestadoras del servicio tendrán que marcar con su logo, los cilindros además de la sigla GLP (Gas Licuado de Petróleo), y serán las esponsables de la calidad, el servicio y la seguridad del suministro de este combustible. Con esta medida se busca que los usuarios, conozcan cuál es la empresa que le suministra el gas para que de esta forma exista un doliente en caso de fallas en el servicio.

Cómo es en la actualidad
Actualmente el GLP se distribuye generalmente con cilindros de uso individual de 20, 33, 40, 77 y 100 libras o con tanques estacionarios. Los usuarios compran los cilindros, razón por la cual estos se convierten en propiedad del usuario. Sin embargo, se intercambian permanentemente cilindros vacíos por cilindros llenos con las empresas y/o los demás usuarios. Es decir pueden ser usados por todas las empresas y por todos los usuarios, sin distinción. A esto se le conoce como “Cilindros de Parque Universal”.


Para la Comisión de Regulación de Energía y Gas, CREG, este esquema no incentiva el adecuado manejo y correcto mantenimiento de los cilindros, porque finalmente todos les pertenecen a todos. En otras palabras, la falta de identidad en la propiedad del cilindro permite que cualquier persona distribuya este combustible, lo que crea una competencia sin reglas que muchas veces pone en riesgo la calidad del producto, su seguridad y la de la sociedad en general.

Cómo preparase para el cambio
Lo primero que debe hacer una persona que utilice este servicio, es vender su cilindro universal de gas a las empresas distribuidoras autorizadas. El precio de cada uno esta determinado por el comité fiduciario de la CREG, los cuales son: para cilindros de 22 y 33 libras el precio de compra es de $59.981, para cilindros de 77 libras el precio de compra es de $140.925 y para cilindros de 100 libras el precio de compra es de $153.537.
Ahora, si el cilindro no se encuentra en buenas condiciones, la empresa prestadora del servicio tiene la obligación de comprarlo al precio establecido, sin importar las condiciones en las que se encuentre el cilindro.
Si la empresa le ofrece menos dinero de lo estipulado, usted deberá negarse a vender el cilindro y ha denunciarlo a las autoridades competentes.


Cómo se reconoce un cilindro de propiedad de la empresa
Una vez vendido, la empresa debe entregar un nuevo cilindro marcado. Usted debe revisar que cumpla las siguientes características:

1. Debe existir un símbolo del GLP en alto relieve que garantiza que la empresa pagó por este cilindro y es de su propiedad.
2. El nombre de la empresa debe estar en alto relieve en la tapa superior del cilindro.
3. El cilindro debe estar en perfectas condiciones, pintado y con una etiqueta en el cuerpo con la información comercial necesaria para atender reclamos y emergencia y con unas normas de seguridad claras de manejo seguro del cilindro.

Cuánto cuesta el cambio
Al momento de hacer el cambio el usuario entregará un dinero (denominado depósito de garantía) que le garantizara a la empresa que va a respetar la nueva propiedad del cilindro y que lo devolverá únicamente a la empresa que se lo entregó. Ningún usuario podrá entregar el cilindro a otra empresa distinta de la propietaria y se comprometerá a no deteriorar las condiciones del cilindro más allá de las que se causan con el uso adecuado de este.

El deposito a entregar será como mínimo el monto al que vendió el cilindro a la empresa. Es decir, si la venta acordada fue a $100 deberá pagar mínimo $100 por su nuevo cilindro. En últimas el neto desembolsado será $0. Sin embargo, por tratarse de un mercado libre, las empresas podrán cobrar más y allí se generará una competencia en la que el usuario buscara el mejor precio y la prestación del servicio que le convenga a su bolsillo.

El deposito de garantía se pagará únicamente cuando reciba de una empresa un cilindro por primera vez. Siempre que solicite gas a esa misma empresa entregará un cilindro vacío y ella le dará un cilindro lleno cobrando únicamente el precio del gas. Es importante que exija a la empresa un recibo en el que conste el valor del depósito que entrego a cambio del cilindro marcado.

Se puede cambiar de empresa suministradora de gas
Cualquier usuario puede cambiar de empresa cuando quiera. Para cambiar de empresa, se debe llamar a la propietaria del cilindro que se tiene en casa para que pase en el menor tiempo posible a recogerlo. Al momento de entregar el cilindro la empresa está en la obligación de recibirlo y devolver el depósito que se dio inicialmente de garantía.
Una vez devuelto el cilindro y recibido el dinero se podrá llamar a una nueva empresa para que le suministre el GLP. La nueva empresa deberá entregarte un cilindro marcado de su propiedad con el cual le prestará el servicio durante el tiempo que se desee.





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.