Prenda motores

A pesar del aumento en las tasas de interés, este es un buen momento para comprar vehículo pues los precios y la ofertas de financiación son aptas para el bolsillo.

Prenda motores Prenda motores

Durante los últimos meses las tasas de interés para crédito de consumo han venido aumentando ante las medidas de política adoptadas por el Banco de la República.
Y en la actualidad, la tasa promedio para préstamo de vehículo está entre el 1,7% y el 1,8% mes vencido. Esto es el 22,4% y 23,9% efectivo anual. Estos niveles son superiores a los registrados a comienzos del año cuando la tasa se encontraba alrededor del 16,8% efectivo anual (1,3% mes vencido).

A pesar de este encarecimiento del crédito, las tasas son accesibles. Y, además, los nuevos sistemas y las condiciones de financiación son bastante agresivos. En el mercado existen ofertas como 50-50 (pagar la mitad hoy y el resto en un año, sin intereses) y/o sistemas con mayores plazos y cuotas iniciales más bajas, lo que permite disminuir las cuotas mensuales que se deben pagar por un crédito. En la actualidad hay entidades que prestan hasta 72 meses y financian incluso el 90% del valor del vehículo.

Es más, permiten cuotas extraordinarias y valores residuales como si fuera en leasing, lo que hace que las cuotas por millón sean menores. Por cierto, el leasing le brinda beneficios tributarios a los estratos altos pues pueden disminuir su declaración de renta.

A estas aún buenas condiciones financieras se suman los precios que continúan en niveles relativamente bajos. Esto ha hecho que a pesar de que las tasas de interés para crédito de vehículo hayan aumentado, el mercado siga con una muy buena dinámica.

Precios bajos
Los precios se encuentran en niveles bajos pues el gobierno redujo de 35% a 25% el IVA para los vehículos con cilindraje superior a 1.400 c.c., lo que implicó una reducción en el precio de este tipo de automotores. Por otro, la revaluación de la tasa de cambio durante lo corrido del año ha acentuado la reducción del precio, principalmente en algunos vehículos de gama alta.

El mejor ejemplo de esta tendencia es el Volkswagen Jetta Mecánico 1,9 TDI, que se conseguía a principios de año, por el orden de los $79,9 millones, y en octubre estuvo alrededor de los $59,9 millones, un 33% menos, con base en cifras de la firma Econometría. Si bien este es uno de los modelos que más ha disminuido relativamente su precio durante este año, no es el único. Más de la mitad de los 756 modelos que hay en el mercado bajaron sus precios, incluyendo los más comerciales

En las gamas altas, que cuestan por encima de $50 millones y representan el 23% del mercado, las reducciones estuvieron alrededor del 8%, en promedio. En el segmento medio (entre $29 y $44 millones), donde está la mayor tajada del mercado (35%), las disminuciones son menores pero hay mejoras considerables en producto, tales como cojinería en cuero, vidrios y espejos eléctricos, etc. En el segmento bajo (22% del mercado), también se presentaron disminuciones considerables en algunos modelos. Además, se consiguen vehículos chinos desde $18 millones y otros desde $23 millones.

Estos buenos precios se mantendrán por algún tiempo, pues la modificación en el IVA es un cambio permanente. Sin embargo, la mayoría de analistas consultados considera que en la medida en que la tasa de cambio comience a repuntar, los precios tenderán a subir y, considerando que es poco probable que el dólar se siga revaluando, los precios de los carros no seguirán cayendo. Además, la revaluación de la moneda de Korea, de donde vienen Hyundai, Kia, San Young y los Aveo y Spark de Colmotores, encarece estos vehículos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.