Por qué se vende tanto Kinect

Es oficial. Kinect, el dispositivo de la consola de videojuegos Xbox 360 que es capaz de detectar movimiento, es el producto electrónico que más rápido se vende en el mundo.

Por qué se vende tanto Kinect Por qué se vende tanto Kinect

El periférico de Microsoft consiguió el récord mundial Guinness este miércoles.
El aparato vendió como promedio 133.333 unidades al día, para sumar ocho millones de aparatos comercializados en sus primeros 60 días en el mercado, tras su lanzamiento el cuatro de noviembre.
Con dichas cifras supera tanto al iPhone como al iPad, que antes le habían arrebatado ese título al lector de DVD.
"Las cifras de ventas hablan por sí solas. Podemos confirmar que ningún otro dispositivo de consumo electrónico se vendió tan rápido en un periodo de 60 días, lo cual es un logro increíble, considerando la fortaleza del sector", aseguró Gaz Deaves, editor de la edición de juegos del libro mundial de récords, Guinness.
Por su parte, Microsoft aseguró que hasta la fecha ha vendido 10 millones de sensores Kinect en todo el mundo y 10 millones de videojuegos específicos para dicho aparato, adicionales a los incluidos en el producto.
¿Por qué se vende tanto?
 Kinect les permite a los usuarios jugar con sólo mover su cuerpo, sin necesidad de utilizar un control. El sistema detecta el movimiento y reconoce a personas a través de una cámara y diversos sensores instalados en el dispositivo.
"Aunque no creo que en la actualidad Kinect tiene los videojuegos para convencer a los jugadores más entusiastas, la novedad del dispositivo y una publicidad muy inteligente de Microsoft ha hecho que sea atractivo para la mayoría de los consumidores", le dijo a BBC Mundo Tom Orry, editor de Videogamer.com. "A pesar de que cuenta con menos de un puñado de juegos que valen la pena comprar, el aparato da la sensación de ser del futuro. También está diseñado para jugarse en familia o frente a amigos, lo que hace que a pesar de su alto precio (en comparación con PlayStation Move), para Microsoft sea fácil venderlo". Pero más allá de los videojuegos, Kinect ha irrumpido en el mundo tecnológico y de investigación como una plataforma multiuso.
Varios programadores han comenzado a experimentar con el periférico para que éste pueda controlar acciones en computadoras personales, tanto en Windows como en Linux.
Otros científicos están usándolo para controlar robots en terrenos inestables, como escombros de construcciones en zonas de desastre.
Incluso Microsoft ha mostrado las posibilidades del sistema, creando un humanoide virtual llamado "Milo", con el que es posible interactuar a través de Kinect. Académicos y programadores citan las posibilidades tecnológicas y el precio de Kinect como las principales razones que los llevan a comprar el dispositivo. En vez de gastar miles de dólares en productos especializados, con sólo desembolsar US$150 obtienen el aparato de Microsoft y lo modifican a su gusto.
Además, la empresa creadora de Windows realizó una fuerte estrategia de mercadotecnia que comenzó un año y medio antes de que el producto llegara a las tiendas.
En la convención de videojuegos E3 de 2009, la compañía adelantó la innovación a la que entonces llamó "Proyecto Natal", generando así la expectativa de consumidores y analistas, y dando pequeñas muestras del producto entre el anuncio y su lanzamiento en noviembre de 2010.
El proyecto originalmente se llamó Natal porque en esa ciudad brasileña nació el director de incubación de la tecnología, Alex Kimpan.
Kinect puede haber nacido para entretener a videojugadores, pero ahora parece llegar a más rincones que aquellos para los que fue creado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.