Nuevas tecnologías, el mejor truco para ahorrar dinero para pequeñas empresas

as empresas de alta tecnología y de reciente creación utilizan las últimas herramientas que se encuentran a su disposición para mejorar eficacia y ahorrar dinero.

Foto: BBC Mundo. Foto: BBC Mundo.

Mientras que las empresas tradicionales de todo el mundo luchan con sus resultados económicos, las empresas de alta tecnología y de reciente creación utilizan las últimas herramientas que se encuentran a su disposición para ahorrar dinero.

En un reciente evento llamado "GeeknRolla" celebrado en Londres, donde las empresas emergentes y los inversores de todo el mundo se reunieron con el fin de discutir sobre negocios, existía un deseo casi evangelizador de correr la voz acerca de cómo las nuevas tecnologías podían aumentar la eficiencia en cualquier tipo de empresa.

"Hace sólo cinco años, ninguna pequeña compañía habría tenido acceso a la mitad de las herramientas que están disponibles hoy en día en internet", afirma Michael Jackson, inversor de la empresa Mangove Capital.

"A las empresas que se dan cuenta de esto y se adhieren a estas herramientas rápidamente les esta yendo muy bien y están llegando mucho más lejos que esas otras que son demasiado lentas para adaptarse".

En particular, Jackson destaca la importancia de la computación en nube, que permite a un negocio exteriorizar el almacenamiento y proceso de sus datos, como correos electrónicos, cuentas financieras o bases de datos de clientes.

 El futuro está en la nube

De hecho, cuando se preguntó a los asistentes al GeeknRolla cuál es el mejor truco para los negocios tradicionales, la computación en nube fue la respuesta más común.

"Ahora que puedes conseguir cualquier tipo de software en línea, sólo tienes que pagar cuando lo necesitas", dice Wendy Tan White, fundadora de la empresa emergente Moonfruit.com, que construye páginas de internet para pequeñas empresas.

"Por ejemplo, nuestros clientes pagan por nuestros servicios de forma mensual, lo que reduce los costos de la puesta en marcha, pero también hace más fácil comprar, comparar y encontrar el mejor producto porque nunca estás comprometido con una sólo tipo de software", explica.

Además de la posibilidad de pagar en ese momento por lo que se consume, la computación en nube tiene la ventaja de reducir el número de computadoras, servidores y conexiones de redes que una pequeña compañía necesita.

Comienzos baratos

"Nunca ha sido más barato iniciar un negocio", explica Bindi Karia de Microsoft.

"Hace una década hubiera sido necesario gastar mucho dinero en hardware, todas esas cajas que necesitan un espacio en tu oficina. Ahora pagas a alguien para que se haga cargo de esas cajas".

Por supuesto ningún negocio puede funcionar sin poder informático, pero esa potencia puede generarse también a través de un teléfono inteligente o una tableta más que una computadora, de forma que los trabajadores no están atados a sus escritorios.

Los dispositivos de los celulares cuentan con su propio software, en forma de aplicaciones, muchas de las cuales utilizan la computación en nube y están bien adaptadas para cubrir las necesidades de pequeños negocios.

"No podríamos sobrevivir sin las aplicaciones", afirma Josh Williams, fundador de la empresa Gowalla.

"Utilizamos un servicio llamado JotNot, que te permite tomar una foto con la cámara de tu celular, o recibos de otros documentos que necesitas enviar por email. Por lo que no tengo que ir a la oficina a escanear algo o desperdiciar el tiempo de mi asistente", explica.

El poder de las aplicaciones

"También utilizamos otra aplicación llamada Square que te permite aceptar pagos de crédito en tu teléfono inteligente. Tiene un costo muy bajo, un 2,75% de cargo, y no tienes que tener una cuenta especial de comerciante", afirma.

Muchos asistentes al GeeknRolla siguieron una metodología conocida como Lean Startup que abraza un tipo de modelo específico de pequeña empresa, uno que actualiza sus productos destacados de forma frecuente y en respuesta a los constantes comentarios de sus clientes.

Aunque no es una tecnología en sí misma, el método de Lean Startup se ha extendido y desarrollado ampliamente en internet.

El término fue acuñado por el bloguero Eric Reis y se hizo popular por la influencia de otros blogueros, como el inversor de capitales en riesgo Dave McClure.

"Se trata de cómo recortar esquinas", afirma Damian Kimmelman, de la empresa emergente, Duedil.

"Si comienzas viviendo y respirando esa metodología consigues encontrar tu forma de trabajar y hacer desaparecer las características innecesarias de tu producto".

"Te concentras en una sola cosa que es la más esencial y diferenciada que tu competencia, en lugar de hacer las cosas que otras compañías con mayor presupuesto pueden hacer mejor que tú", concluye Kimmelman.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.