Mujer, da tu brazo a torcer y vacúnate

El cáncer de cuello uterino es la primera causa de mortalidad femenina en Colombia. El llamado es a informarse y a vacunarse.

Mujer, da tu brazo a torcer y  vacúnate Mujer, da tu brazo a torcer y vacúnate

El virus del papiloma humano (VPH) tiene más de 100 tipos, es el segundo de mayor incidencia en Colombia y de las 822 muertes diarias de las mujeres en el planeta, el 90% es por esta causa.

“Una de cada dos mujeres sexualmente activas puede adquirir el virus del papiloma humano (VPH), principal causa del cáncer de cuello uterino”, señala la doctora Silvia Bello, líder de Inmunización de Compensar.

En Colombia, el cáncer de cuello uterino es la primera causa de mortalidad femenina y se origina por la persistencia de la infección por el VPH. Se transmite por medio de las relaciones sexuales con o sin protección.

El condón no ofrece una protección completa, enfatiza la doctora Bello, aunque sí sirve para las demás enfermedades de transmisión sexual como el Sida. Hombres y mujeres pueden contagiarse y transmitir el virus sin darse cuenta. Los hombres son solamente portadores del virus, aunque algunas veces pueden presentar lesiones genitales (como verrugas).

Sin embargo, hay que tener claro que a pesar de que existen más de 70 tipos de este virus que potencialmente pueden infectar a las personas, no todos llegan a producir cáncer, ni tampoco todos los que pueden producirlo necesariamente lo van a hacer siempre, puntualiza el doctor Ricardo Martín, Médico adscrito a Salud Colpatria.

De acuerdo con la Liga Colombiana contra el Cáncer, el cáncer del cuello uterino no se forma repentinamente. En sus inicios, algunas células comienzan a convertirse de células normales en células precancerosas, y luego en cancerosas. Este proceso de cambio puede tomar varios años, aunque a veces sucede con mayor rapidez. Para algunas mujeres, los cambios precancerosos pueden desaparecer sin tratamiento alguno. Sin embargo, lo más común es que se requiera tratamiento para impedir que se conviertan en un verdadero cáncer.

Mujeres: ¡A luchar contra el VPH!

La buena noticia para las mujeres, es que el 100% de los casos del VPH pueden prevenirse con una vida sexual responsable. La relación sexual es el riesgo, sostiene Bello. Así que las mujeres que tienen muchas parejas, que han tenido relaciones con hombres que a su vez han tenido muchas parejas o comienzan su vida sexual a una edad temprana, tienen un mayor riesgo de contraer el virus.

Otro elemento importante de prevención es el control de citología vaginal (una vez al año) para detectar oportunamente lesiones que tratadas evitan la aparición del cáncer de cuello uterino. El tratamiento de estos problemas puede detener el cáncer del cuello uterino antes de que se convierta completamente en cáncer invasivo. Recuerde que los precánceres y los cánceres del cuello uterino en etapa inicial muchas veces no presentan señales ni síntomas.

En Compensar han observado con preocupación, que muchas mujeres se hacen la citología pero no reclaman sus resultados y que cuando lo hacen, no se los llevan al médico, quien es quien realmente puede interpretar los resultados.

Las  mujeres también deben vacunarse. La vacuna combate la enfermedad y crea protección contra la infección. Dado que la infección natural  por el VPH no genera inmunidad efectiva y se repite a lo largo de la vida, la vacuna utilizada en esquema completo evita la infección o repetición de esta para los tipos de virus contenidos en ella, aún en mujeres que ya han tenido contacto con estos virus.

Así es la vacuna

 Existen dos tipos de vacuna: Cervarix y Gardasil. Ninguna de estas vacunas está cubierta por el POS o la medicina prepagada. La primera, (Cervarix) está indicada para mujeres a partir de los 10 años de edad, la cual ofrece protección directa para Tipos de VPH 16 y 18 (Oncogénicos). Tiene un costo de $125.000 por dosis.

 La vacuna Gardasil se aplica en mujeres de 9 a 45 años y hombres de 9 a 17 años. Esta vacuna ofrece protección para Tipos de VPH 16 y 18 (Oncogénicos) y VPH tipos 6 y11 (No oncogénicos- Verrugas genitales). Esta vacuna cuesta $180.000.

Datos clave: Cualquiera de las dos vacunas (Cervarix y Gardasil) se aplica en tres dosis, con intervalos de un mes y seis meses, cada dosis. No se pueden vacunar mujeres en estado de embarazo, con fiebre, mujeres sin cuello uterino (Histerectomía) y mujeres que estén en periodo de lactancia exclusiva. Ambas vacunas son altamente efectivas, sin embargo la eficacia en niñas entre los 10 y 14 años es más alta, debido a su sistema inmune. Los niveles de anticuerpos en mujeres de más de 15 años son lo suficientemente altos para asegurar una protección que evite la infección o la reinfección de los tipos de VPH cubiertos en estas vacunas.

En Colombia, empresas de medicina prepagada hacen esfuerzos para que cada vez más mujeres queden protegidas. Por tratarse de la Semana de la Mujer Colpatria, del 8 al 12 de marzo, la vacuna Cervarix tendrá costo de $100.000 la dosis y Gardasil de $170.000.

 En Compensar, el 8 de marzo, día internacional de la mujer, se llevará a cabo la campaña de vacunación “Dar el brazo a torcer”, donde tendrá 1.500 dosis disponibles, con el 30% de descuento, siempre y cuando sea la primera dosis.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.