Las tarjetas de presentación agonizan en un mundo digital

Las industrias pueden cambiar y los nombres de marca pueden ir y venir, pero por lo menos una tradición en el mundo de los negocios se ha mantenido prácticamente sin cambios durante cientos de años.

Los espías de hoy en día no necesitan tarjetas de visita para dar sus datos de contactos a las chicas. 

Los espías de hoy en día no necesitan tarjetas de visita para dar sus datos de contactos a las chicas.

El intercambio de tarjetas entre dos personas que se reúnen por primera vez es un ritual que se remonta tan lejos como las propias empresas.

Para la mayoría de nosotros, la entrega de nuestros datos de contacto es un momento importante, una clara señal de que se ha producido una conexión.

Pero a medida que nuestras vidas se hacen vez cada vez más digitales, la tecnología está tratando de ofrecer una gama de alternativas futuristas a la antigua tarjeta de negocios.

Desde la llegada de la comunicación electrónica, las personas han estado explorando nuevas maneras de compartir información entre sí, desde el intercambio de direcciones de correo electrónico a darse números de teléfono móvil y, cada vez más, datos para conectarse a través de una red social.

Una gama de compañías han aparecido en el mercado para aprovecharse de esta tendencia, incluyendo Bump Technologies, una empresa emergente de dos años de edad, con sede en el Silicon Valley de California. Su aplicación, que los usuarios pueden descargar en sus teléfonos, permite a las personas intercambiar los datos de contacto con tan sólo poner juntos sus celulares.

Con celular a todas partes

Es un enfoque que tiene una serie de ventajas con respecto a la tarjeta de papel tradicional, dice Sadie Bump Bascom, sobre todo porque nadie va a ninguna parte estos días sin sus celulares.

"Es fácil, está siempre en el teléfono, y nunca tienes que acordarte de tomar una pila de tarjetas físicas o preocuparte por quedarte sin ellas."

También ofrece a los usuarios la oportunidad de añadir a alguien directamente a la libreta de direcciones, saltándose la necesidad de meter esos detalles a mano, o ahorrar a los demás la tarea de rebuscar entre los montones de tarjetas para encontrar la información que están buscando.

"Nuestra dependencia en los dispositivos móviles para ayudarnos a manejar nuestras vidas es cada vez mayor", añade. "¿Por qué tardar unos minutos para que alguien escriba nuestro teléfono cuando se puede tocar los celulares y guardar esa información en cuestión de segundos?

La fase digital tiene otras ventajas, también. Los operadores pueden incluir información que podría ser difícil para que quepa en una tarjeta de negocios tradicional, tal como una muestra de trabajos o, incluso, un CV.

Personalidad de trabajo

Y para aquellos que se sienten cómodos con la idea, establecer una conexión en Facebook o Twitter puede resultar un medio útil para dar personalidad a una relación de trabajo que habitualmente es aséptica.

Dado el crecimiento explosivo de las redes sociales en los últimos años, algunos ven esta tendencia como una potencial mina de oro.

Varios inversores, entre ellos Sequoia -el grupo de capital de riesgo conocido por haber ofrecido apoyo a Google, Oracle y PayPal- han inyectado casi US$20 millones en Bump, por ejemplo, con la esperanza de que pueda convertirse un éxito para las grandes masas.

Mientras tanto, LinkedIn, la red social centrada en negocios más grande del mundo, anunció recientemente su intención de cotizar en el mercado de valores.

Los analistas estiman que en su lanzamiento se establecerá el valor de la empresa, que permite el intercambio de información entre personas de negocios en la web, en cerca de US$175 millones.

Negocio tradicional renovado

Si bien la tendencia a meterse de lleno en el mundo digital va en aumento, también es cierto que todavía hay un gran negocio en el intercambio de tarjetas tradicionales. Pero incluso aquí éstas están recibiendo una serie de revisiones de alta tecnología.

Los menores costos de fabricación significan que es más fácil y más barato que nunca hacer tarjetas personalizadas. Esto lleva a algunos, en su empeño por destacarse entre la multitud, a optar por diseños innovadores y materiales como el aluminio y el plástico que antes eran considerados demasiado caros para su uso.

El servicio con sede en Londres Moo.com, por su parte, ha aprovechado el avance de la tecnología de una manera diferente. Las técnicas avanzadas de impresión digital suponen que los clientes de MOO pueden utilizar sus propias fotografías para crear cientos de tarjetas donde cada una tiene imágenes diferentes y personalizadas.

Como resultado la compañía, que ahora cuenta con clientes en todo el mundo y una oficina en Estados Unidos, ha logrado una gran audiencia entre los profesionales creativos y empresas orientadas hacia la tecnología.

Richard Moross, fundador y director ejecutivo de Moo, dice que eso se debe a que una tarjeta física "expresa la personalidad del titular de la tarjeta a través del diseño".

 Interacciones más significativas

"Es la forma de proporcionar más información que el simple contacto", dice. "Cuanto más frecuente es el contacto digital, la interacción se convierte en más significativa en el mundo real, la analógica todavía domina en conferencias y eventos. El uso de una tarjeta de visita digital puede ser un poco como hablar por el teléfono en la mesa a la hora de cenar".

De hecho, en algunas culturas, el papel de la tarjeta física sigue siendo de enorme importancia.

Mientras que los estadounidenses podrían casualmente extraer una tarjeta de su billetera, por ejemplo, los ejecutivos japoneses presentan cuidadosamente sus tarjetas con las dos manos como un signo de respeto.

Pero lo que está claro es que casi en todos los casos, los avances en las redes de contactos por internet significan que las fronteras entre la vida profesional y personal son cada vez más borrosas.

Cuanta más información compartimos en línea a través de servicios como Facebook, Twitter y blogs, se hace mayor la idea de intercambiar datos de contacto, sin que importe si se hace física o virtualmente.

"Hemos visto un cambio en la demografía de usuarios a medida que Bump ganaba popularidad", dice Sadie Bascom. "La mayoría de los contactos se producen ahora después de las 5pm, y nuestros productos más utilizados son el intercambio de fotos y las herramientas de mensajería".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.